jueves, 29 de diciembre de 2011

Cuadriculers (una experiencia Movistar) (2011)

La película de terror de el año. Cuadriculers. Qué miedo he pasado.

Nada, que me ha dado por pillarme un modem usb para tener internet móvil con Movistar, pero qué película más tremenda me ha pasado.

Llamada 1: No me ha llegado el modem y hace un mes que lo pedí.
Cuadriculers:  Muy bien, se pondrán en contacto con usted en breve. Por cierto, ¿le puedo ofrecer un famitel y el imagenio?
Yo: No me interesa.

Llamada 2: Sigue sin llegarme el modem y no se han puesto en contacto conmigo.
Cuadriculers: Ah, es que alguien se olvidó de cambiarle el bono de llamadas por el modem, pero ahora se lo cambio. (y la respuesta 1?????).
Por cierto, ¿le puedo ofrecer un famitel y el imagenio?
Yo: No me interesa.

Llamada 3: Sigue sin llegarme el modem y no se han puesto en contacto conmigo. Además, quiero ponerme de acuerdo en cómo será el envío para asegurarme que me lo envían al trabajo y no a casa.
Cuadriculers:  Pues enseguida le vamos a decir que se pongan en contacto con usted sin problemas.

2 días después (enseguidísima): Recibo un sms de la empresa de transportes Zeleris, para indicarme que mañana pasan por casa a hacer la entrega, y tengo la opción de "aplazar" o "rechazar" por respuesta sms. ¡TOMA YA PONERSE DE ACUERDO!

Llamada 4: Acabo de recibir un sms de Zeleris y no me da la opción de cambiar la dirección, y vienen mañana y no estaré en casa. ¿Pueden indicarle que cambien la dirección?
Cuadriculers: Nosotros podemos cambiar la dirección, pero hasta que no le llegue el aviso a Zeleris pueden pasar 48 horas.

Llamada 5 (a Subcontrata transportista de Cuadriculers, eso sí, a un 902): No estaré, ¿me pueden cambiar la dirección?
Sub-cuadriculers: No. Eso no está contratado por Movistar.
Yo: ¿Cómo se puede ser tan cuadriculados?
Sub-cuadriculers: Sí hijo, tienes razón. 
Yo: ¿Me pueden al menos llamar al móvil cuando vayan a pasar por casa y me acerco?
Sub-cuadriculers: No. Eso no está contratado por Movistar.
Yo: Pero si es que van a ir para nada....
Sub-cuadriculers: No.
Yo: Si lo único que pido es un cambio de dirección....
Sub-cuadriculers: Aquí lo que me aparece es la dirección de su casa, calle de.....
Yo: No es calle, es plaza.
Sub-cuadriculers (ya para nota): Ah, pues si está mal la dirección entoces ya no se lo puedo enviar hasta que Movistar me corrija la dirección.
BRRRRRRRRRRRR

Llamada 6 (a los cuadriculers originales): A ver (cabreo), necesito ya que le indiquen a Zeleris que cambien la dirección de entrega, porque si no van a venir mañana a la dirección errónea.
Cuadriculers: No se preocupe que hoy mismo sin falta le llamamos para arreglarlo.

Dos días después:
Llamada 7: Siguen sin llamarme y quiero cambiar la dirección de envío del modem.
Cuadriculers: Nosotros no podemos cambiar la dirección de envío, porque esa dirección se indica en el momento de acordar el contrato, y por defecto se le tiene que enviar a casa.
Yo: ¿Me está diciendo que una empresa tan grande como Movistar no es capaz de hacerme llegar un paquete???
Cuadriculers: Mmmmmm. Yo lo único que podría hacer es pasarle con un "departamento superior" (contra las cuerdas).
Yo: Pues páseme.
Cuadriculers: No, porque los departamentos superiores no trabajan después de las seis y son las seis y diez. (se escapó)
Yo: No hay nada que hacer verdad???......
Cuadriculers: Lo mejor es que llame otra vez.


Al día siguiente (antes, muuuucho antes de las 6):
Llamada 8: Buenos días, quiero cambiar la dirección de entrega de un modem.
Cuadriculers: Por supuesto, ¿me está usted diciendo que quiere cambiar la dirección de entrega de un modem?
Yo: ¿?¿??¿? Sí, exacto.
Cuadriculers: Bien, ¿a usted le llegan las facturas a casa?
Yo: Sí.
Cuadriculers: Ajá, y lo que quiere es cambiar la dirección de entrega del modem.
Yo: Síiiiiiiiiiiiii
Cuadriculers: ¿Usted sabe que le cobramos 9 € por el envío?
Yo: Síiii.
Cuadriculers: Dígame la dirección.
-Y se la he tenido que repetir 20 veces, no exagero, un diálogo de besugos. -
Cuadriculers: Bien, de aquí a unos 10 días se pondrán en contacto con usted.

Y se cierra el círculo, o el cuadrado según se mire.

Bromas aparte, es penoso ver cómo una empresa tan importante como Movistar contrata a un servicio de personal de tan mala calidad. No ya por las personas que trabajan de teleoperadores, sino porque tienen escasa o nula libertad para resolver problemas. O no tienen la formación o información adecuada: las respuestas que obtuve son de lo más variopintas, cuando deberían haber sido todas la misma, la resolución del problema. Curioso, su misión solo es comunicarse y resolver problemas. Estos departamentos de recepción de llamadas suponen una barricada, para que el cliente no pase de ahí o se rinda.  Eso si no te han pasado por 10 departamentos distintos para volver al mismo al final. Por eso entiendo que sea de tan mala calidad dicho servicio. Al final, me acaba apeteciendo cambiarme de compañía, no ya por las condiciones sino por el escaso o nulo cuidado del cliente. Eso sí, por cada una de las llamadas que realicé recibí una después para valorar al que me atendió.  Una de ellas fue divertida:

Departamento de calidad de cuadriculers: ¿Está satisfecho con la atención prestada?
Yo: No.
Cuadriculers: ¿Por qué?
Yo: ¡Por que no me han resuelto nada!!!!
Cuadriculers: Entiendo.... ¿Y le puedo ofrecer un famitel y el imagenio?

Ahora estoy esperando a Cuadriculers 2, que se estrena en unos diez días, promete ser escalofriante.

jueves, 1 de diciembre de 2011

El último exorcismo (2010)

Otra película de terror rodada a modo de falso documental. En esta ocasión el formato llega al género de las posesiones demoníacas. Concretamente, el personaje del reverendo Cotton Marcus (Patrick Fabian) nos presenta a la tan manida figura del sacerdote con crisis de fe ("El exorcista", "El rito") que se presenta en una casa perdida en mitad de Louisiana para practicar un exorcismo. Su objetivo es rodar un documental para mostrar que él mismo es un fraude, que practicaba exorcismos sin creer en ellos.


Al principio de la historia, los indicios de la autenticidad del caso de posesión al que asisten no son más que fingidos por Cotton, pero poco a poco empezarán a observar un caso muy extraño y cosas inexplicables que ocurren alrededor de la joven "poseída".

Sobre esta película no tengo mucho que decir. Tenía interés en verla porque creía que iba a estar mejor, pero realmente me quedé bastante igual después de verla. No tiene gran argumento, salvo el ya trillado que he contado y lo previsible que viene después. No tiene escenas que presenten momentos de pánico, aunque el director, Daniel Stamm, lo intentó. La actriz que interpreta a la joven poseída, Ashley Bell, trata de ser aterradora pero ni siquiera se acerca a serlo. Y los recursos cinematográficos empleados no son originales ni uno tan solo de ellos. El final, muy previsible y en la onda de "El proyecto de la bruja de Blair". Así que no digo más, una más que no se recordará después de unos años.

Lo mejor, la ambientación esquizo-sureña y la presentación del reverendo predicador como un auténtico fraude en una escena bastante divertida al principio de la película.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Los 10 mejores discos de rock de... los 90

Lo mejor de lo mejor de los 90, a mi criterio, y a petición de Manuel. Aviso, quedan excluídos con mención honorífica los discos de Héroes del Silencio, porque si no tendría que meter tres de ellos. También quedan fuera por poco grupos como The Smashing Pumpkins o Alice in Chains, pero por lo menos quería nombrarlos.
El comentario sobre cada uno de los siguientes discos, así como las listas de los mejores discos de cada año los podéis encontrar aquí.
10 - Metallica - "Metallica" (Black album)


9 - U2 - "Achtung baby"

 

8 - Guns N´ Roses - "Use your illusion I/II"



7 - Nine inch nails - "The Downward Spiral"

6 - Soundgarden - "Superunknown"

5 - Jeff Buckley - "Grace"

4 - Radiohead - "O.K. Computer"

3 - Nirvana - "Nevermind"


2 - Pearl Jam - "Ten"

1 - Tool - "AEnima"

jueves, 24 de noviembre de 2011

Nunca me abandones (Never let me go) (2010)

Drama de ficción británico, basado en la novela de Kazuo Ishiguro "Lo que queda del día", que plantea un mundo distópico en el cual unos niños crecen en un internado, alejados completamente del mundo y del futuro desconocido para el cual están perfectamente diseñados. Ya de entrada, el argumento de esta película creo que atrae bastante la atención, pero yo la vi sin ninguna expectativa y lo fui descubriendo poco a poco en lo que fue una acertada elección. Esta dirigida por Mark Romanek, que en este blog lo podemos conocer por ser casualmente el director del episodio piloto de "Locke & Key".




Kathy, Tommy y Ruth (interpretados al ser mayores por Carey Mulligan, Andrew Garfield y Keira Knightley) son niños de un internado que interpretan la historia de un triángulo amoroso en un estricto internado británico.

Dado, que el resto de la trama es bastante explícita, acabaré de hacer la reseña advirtiendo de SPOILERS:
Gracias a una nueva profesora, los tres niños, y todos sus compañeros, así como el espectador, toman conciencia de su inevitable destino: convertirse en donantes de órganos en vida para otras personas. A medida que van creciendo se les educa en la frialdad y en la aceptación, para que ninguno tenga intenciones de escapar. Pero al llegar a la juventud, los chicos son trasladados a una granja a la espera de su momento.

Es en este punto, cuando la relación del triángulo amoroso se vuelve más inestable, y la relación entre ellos es un ejercicio de interpretación de un papel (el del que ha de esperar la muerte) que hoy solo se da bajo el marco de la ilegalidad. Por eso el planteamiento es bastante transgresor, y supone un punto de vista desgarrado y original, el que pone a cada personaje al frente de su propia soledad. A pesar de ello, los chicos tratan de darse apoyo mutuamente, pero va pasando el tiempo y siguen siendo ingenuos y no son capaces de encontrar un final feliz.

El personaje de la cuidadora, que tiene que hacerse cargo de sus propios amigos, es impactante. Así como, repito, la ingenuidad de los personajes por querer creer en una posible salvación, o por no salirse del camino prefijado. Claro que esto era difícil según la infancia de lavado de cerebro a la que los habían sometido.
FIN DE SPOILERS.

Es difícil hacer un paralelismo o una metáfora con la sociedad actual. Tal vez que la sociedad nos empuja hacia un modelo prefijado, y es realmente complicado despertarse y librarse de él, porque tarde o temprano te acaba alcanzando por tu debilidad en algún momento de tu vida. Y al final, tratas de pasarlo lo mejor posible y rodeado de quienes más te importan.

El aire que se respira es desalentador, pero esa es la historia que plantea esta película/novela. Te puede gustar o no, pero realmente no te dejará indiferente.

domingo, 20 de noviembre de 2011

Locke & Key Vol. 4: Las llaves del reino (Keys to the kingdom)

El cuarto volumen de la serie "Locke & Key" no se queda atrás en cuanto a intrigante y sorprendente respecto de los anteriores. Este tomo, traducido en internet al español por "Las llaves del reino", aunque yo creo que sería más correcto "Las llaves al reino", no presenta una unidad íntegra tan clara como los anteriores, sino que es una serie de episodios individuales que siguen todos un patrón común: la búsqueda por parte de Dodge de la llave Omega.

Aún así, a mí me parece incluso mejor que el anterior, por lo bien elaborado del argumento (una tónica general en la serie), el cuidado por los detalles, y la capacidad asombrosamente creativa de sus autores, tanto Joe Hill en sus ideas argumentales como Gabriel Rodríguez en su innovadora forma de presentar las escenas como si de una película se tratase. De hecho, cada episodio es único.



En el primer episodio, "Gorrión", se mezclan aparentemente con aleatoriedad la caricatura con el dibujo habitual, así como lo real con lo imaginario, haciendo difícil seguirlo, pero desde luego leyendo algo muy original. El segundo, "Blanco", es una novela de terror de categoría, con una escena genial sacada de "El exorcista III" (el momento en el pasillo, y el que no la haya visto la película se la recomiendo). El tercero, "Febrero" nos presenta momentos acelerados en la vida de los Locke según van cayendo las hojas del mes en el calendario, y ojo a los detalles, que hay muchos. De hecho, hay que ir revisitando los tomos anteriores para entenderlo todo. El cuarto "Bajas" nos presenta una extraña relación entre Rufus, un personaje que me parece tremendo, y Sam Lesser. El quinto "Detectives", en dos partes, es quizás el que más contenido tiene en cuanto a la trama general, y realmente ocurren cosas de importancia aparte de que sabremos más de los planes de Dodge.

El dueto Hill-Rodríguez sigue trabajando magistralmente el suspense y el género sangriento  mezclado con el fantástico, con un gran equilibrio y coherencia en los guiones. Las llaves mágicas aparecen por todas partes haciendo cosas inverosímiles pero todo con muy buen estilo, haciendo un alarde de imaginación continuada y de alto nivel, que no es fácil de encontrar. Parece la típica serie buena en la que en algún momento se acabarán las ideas, pero parece que de momento hay buenas ideas para rato...

Deseando que acabe la saga "Clockworks" (febrero??) y salga el tomo. Ya lo compraré por internet en inglés. No estoy dispuesto a esperar la lentísima edición en España.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Los 10 mejores discos de rock de... 1999

Volvemos a esta apasionante revisión de los mejores discos de rock de los últimos 20 años. Hemos tenido un parón por historias varias, pero allá vamos.

1999. Se acababan los 90, aunque este año particularmente aún tenía buenos ejemplos de rock de esta época. Debutan o alcanzan la fama bandas como Muse, Staind o Chevelle, pero ya hablaremos de ellas. Algunos grupos a los que di buenas valoraciones en los años anteriores ya empezaban a no parecerme originales y me empecé a distanciar un poco. Hablo por ejemplo del "Issues" de Korn, del "nº 4" de Stone Temple Pilots, o del "The battle of Los Angeles" de Rage against the machine.

10 - Bush - "The science of things"
Mejorando el sonido anterior, más actual, pero quizás con menos gancho en las canciones. Tuvieron éxito moderado.



9 - Filter - "Title of record"
Un salto cualitativo considerable frente al disco de debut. Richard Patrick, ex-Nine inch nails, presentó un album muy bueno, con grandes canciones y muy pegadizas, como "Take a picture" o "Cancer". El que saliera de NIN al menos dio doble discografía interesante, NIN por un lado y Filter por otro.



8 - Creed - "Human Clay"
Aunque estaban portando el estandarte de la era post-grunge, ya se estaba viendo que eran una buena banda de rock duro pero aquello no tenía nada que ver con el grunge sino más con el rock tradicional. Calificado como rock cristiano. Este disco es buenísimo, pero creo que fue su punto más alto en su carrera.



7 - Sôber - "Morfología"
Banda española que conocí con este segundo LP, aún algo lejos de alcanzar sus cotas más altas, pero no puedo evitar ponerlo aquí porque a mí me encantaron. La forma de cantar de Carlos Escobedo y esos estribillos con aire optimista aunque las letras fueran otra cosa... A mí la oferta de grupos de rock en España me aburría bastante, salvo 4 ó 5, pero estos me engancharon. Me pasaron un single y lo compré.




6 - Red hot chilli peppers - "Californication"
Bien podría haber puntuado más alto, pero es que los que quedan son todos muy buenos. Este disco, siendo los Red Hot ya veteranos, me parece de lo más fresco que han hecho. Se notó para bien la vuelta de John Frusciante y su inconfundible estilo personal a la guitarra. Un disco con muchos hits que tuvo bastante repercusión en radios.




5 - Silverchair - "Neon ballroom"
Para mí el mejor disco de los australianos, superada ya su etapa inicial más parecida al grunge americano de principios de los 90. Este cd lo ponía continuamente hasta que me aburrí.




4 - Nine inch nails - "The fragile"
El muy esperado trabajo tras gran éxito de "The downward spiral". Recuerdo que lo compré con muchas ganas y me sorprendió bastante porque no era exactamente lo que esperaba. Un disco doble, muy oscuro, que a mí me transmitía una atmósfera de insomnio en algún lugar apartado de la ciudad, no sé por qué. Tras escucharlo muchas veces no había duda de su gran calidad.




3 - Incubus - "Make yourself"
No era fácil saber por dónde iban a evolucionar Incubus tras su tremendo anterior trabajo. Claramente se marcaron más las melodías, cosa que a mí me gusta, y se suavizó la música, pero el resultado fue moderno y con unas canciones muy radiables y redondas. Algunas canciones, como Nowhere fast, dan muy buen rollo, con ese bajo genial.




2 - Limp Bizkit - "Significant other"
Aunque a la postre me ha acabado gustando más "Make Yourself" de Incubus, recuerdo que en aquel tiempo estaba muy colgado con el sonido limpio del rock de esta banda mezclado con el rap de Fred Durst y los ritmos del DJ Lethal. Además, este disco tiene momentos memorables, con colaboraciones estelares.




1 - Chris Cornell - "Euphoria Morning"
No marcó la tendencia que los anteriores ni tenía la complejidad ni la novedad sonora de otros, pero para mí este es el mejor disco del año. "La voz", como alguien lo llamó, ya sin su ex-banda Soundgarden, cantando con un estilo de crooner y con mucho éxito creo yo. Canciones para escuchar y algunas para caerse de espaldas.




¿Y tú, cuáles crees que fueron los mejores discos de este año?


Y ahora el top-10 de las mejores canciones del año, alguna más pop:

1 - Chris Cornell - "When I´m down"
2 - Filter - "Take a picture"
3 - Jamiroquai - "Canned heat"
4 - Red hot chilli peppers - "Scar Tissue"
5 - Incubus - "I miss you"
6 - Silverchair - "Ana´s song (Open fire)
7 - Creed - "With arms wide open"
8 - Bush - "The chemicals between us"
9 - Chevelle - "Blank earth"
10 - Blink 182 - "All the small things"

sábado, 12 de noviembre de 2011

Historias diferentes sobre vampiros (IV): El príncipe de la noche (1994-2001)

He cambiado "cine" por "historias" para poder incluir también los comics como medio para contar relatos interesantes sobre vampiros. Pronto hablaré sobre "American Vampire" pero hoy hablaré sobre una serie de comics escritos por el belga Yves Swolfs entre 1994 y 2001, en 6 partes: El príncipe de la noche (Le prince de la nuit).



Narra la historia de un vampiro, Kergan, asimilable al Conde Drácula, que va sembrando el terror desde los tiempos de la edad media. Es entonces cuando asesina a la esposa de un señor feudal, el señor de Rougemont, que desde ese momento decide dedicar su vida entera a encontrarlo y acabar con él. En su intento, logra gran fama como cazador de vampiros pero, aunque está muy cerca, no logra cumplir su cometido. Sin embargo, la historia no trata solo sobre este cazavampiros, sino de todo su linaje, pues se van transmitiendo la tarea de padres a hijos, contandose toda la información que sus antepasados han ido recabando en sus intentos de cazar a Kergan.

Es la historia de un enfrentamiento entre monstruo y hombre a través de las distintas épocas, desde la edad media hasta llegar a principios del siglo XX en París, al último descendiente de Rougemont.

Este comic ya tiene tiempo, y de hecho se ve que Swolfs se lo tomó con calma para realizarlo, pero ahora que lo he leído me ha resultado muy agradable e intrigante. La historia no presenta una ruptura con otras historias tradicionales, al revés, es bastante fiel al género y el dibujo es muy cuidadoso y detallado, yo creo que con una buena documentación por parte del autor para trazar un grafismo realista y gótico. No es un dibujo espectacular, pero sí se agradece el cuidado que ha dedicado Swolfs.

El príncipe de la noche, además, presenta muchas historias en una, de modo que toca de una forma u otra la escenografía del cine o historias sobre vampiros clásicas. Realmente aporta realismo y terror. Algunas escenas son bastante buenas, como la que presenta a Rougemont aparentemente acorralado en un castillo en ruinas, cercado por Kergan, y al borde del alba.

Bueno, como siempre, en este blog no hablamos de modas, así que recomiendo este comic, reeditado hace pocos años como tomo, a los que le gusten las historias de vampiros y el mundo de las novelas gráficas, no se arrepentirán.


miércoles, 9 de noviembre de 2011

Cold - Superfiction (2011)

Vuelve esta gran banda después de unos años de haber estado separados. Su último trabajo, "A different kind of pain" (2005) fue para mí uno de los mejores y gozaban de un moderado éxito. Para mí son unas de las mejores bandas de finales de los 90 y la década de los 2000, que han sonado en el marco del nu-metal, pero con una personalidad propia y un estilo característico.

Me gustan sus 4 albumes anteriores, pero destacaría "13 ways to bleed on stage" y "A different kind of pain". Cold tienen una agresividad melancólica, expresada por sus contundentes guitarras y la voz quebrada de su cantante Scooter Ward.

Regresan con "Superfiction", que para mí no supera el anterior, pero desde luego es escuchable e interesante. También me pasó que en las primeras escuchas de "A different kind of pain" no acabé de cogerle el gustillo y ahora es uno de mis discos favoritos de los últimos años. Lo que sí noto es la voz más quebrada aún de Ward, lo que ya le viene de su anterior trabajo fuera de Cold, "The killer and the star", disco que, dicho sea de paso, no sé cómo clasificarlo. Parece que ha cambiado en cierto modo la forma de cantar.

domingo, 30 de octubre de 2011

Bunbury: Se viene el Licenciado Cantinas

Bunbury ha colgado en youtube un documental de 26 minutos avanzando lo que será su próximo disco: Licenciado Cantinas. Disco de versiones de canciones latinoamericanas desde su perspectiva musical de la América más norteña.

Cine diferente sobre vampiros (III): Stake Land (2010)

Continuamos con otra entrega de cine sobre vampiros que ofrezca un punto de vista más profundo o que analice el tema desde la perspectiva antropológica (si se me puede permitir) de este personaje ficticio pero inmortal, y que desde algunos prismas se puede analizar la nobleza o pobreza del ser humano, al igual que ocurre con las películas de zombies. Ejemplos de este género son "Déjame entrar" (2008), o las comentadas en esta sección "Thirst" (2009) y "El ansia" (1983).

Stake Land es una película de bajo presupuesto dirigida por Jim Mickle, que lanza una mirada a la soledad del ser humano como tema último más allá de el argumento centrado en los vampiros. En esta ocasión, ese análisis se dirige más a los humanos que al ser fantástico y terrorífico. Esa visualización, unida a cierta sensibilidad en la producción hacen de esta película un must see en el género.




Nos situamos en un futuro cercano en el que la población ha sido mermada por ataques incontrolados de vampiros. La situación en el planeta es desoladora, los supervivientes se protegen como pueden en una tierra hostil. 

Martin se encuentra con su familia cuando son atacados por un vampiro con gran brutalidad (escena notable al principio de la peli), pero consigue salvarse gracias a la ayuda de un cazavampiros solitario, que decide acogerlo y enseñarle todo lo necesario para acabar con los vampiros. 

Desde entonces, Martin y "el Señor" (como así lo llama Martin) se movilizan a través de una norteamérica yerma y peligrosa y van encontrándose con víctimas y asesinos. Los más peligrosos no son los vampiros, sino otros supervivientes que se agrupan en forma de secta y que creen que el fin del mundo les da el poder de hacer lo que deseen (lo que suele pasar, vease por ejemplo "28 días después").

Stake Land (la tierra de las estacas) es una road movie en la que los protagonistas van buscando algo. Martin, ser capaz de defenderse y posteriormente tal vez encontrar alguien a quien poder llamar familia. El cazavampiros busca tal vez algo parecido, pero al fin y al cabo es un alma solitaria. Poco a poco irán encontrando amigos y enemigos a medida que se dirigen a donde creen que pueden empezar una nueva vida, pero sin embargo la tierra cada vez está más despoblada. En este sentido es muy parecida a "The Road", película apocalíptica y carente de toda esperanza que pretende ser una autocrítica en defensa del medioambiente. Y me atrevería a compararla también con "The Walking Dead", el comic. Stake Land tiene algunos puntos en común. 

En general, el tono sombrío de la película es lo más destacable, como un punto de vista de la soledad que encontramos las personas en un mundo que nos hemos creado nosotros mismos. Esta sensación está encarnada en el personaje del cazavampiros (gran personaje), pero impregna toda la historia. Si a eso añadimos algunas escenas escalofriantes en las que aparecen los vampiros, y una sorpresa final tenemos una película de aire independiente muy interesante.

miércoles, 26 de octubre de 2011

Locke & Key Vol. 3: Corona de Sombras (Crown of shadows)

Yo sigo con lo mío, que es recomendar este estupendo comic creado por Joe Hill (del que ando leyéndome también su novela "Cuernos") y el dibujante Gabriel Rodríguez. Hacía tiempo que no encontraba algo tan bueno, pero parece que no se han enterado en España porque sólo se ha editado hasta el segundo volumen, "Juegos Mentales". No sé, no se venderá. Harto de esperar, me compré en Chicago los volúmenes 3 ("Crown of shadows", Corona de Sombras) y 4 ("Keys to the kingdom", Llaves al reino). Actualmente, hay dos números más publicados en USA del siguiente arco argumental, "Clockworks", que supongo que hasta febrero o así no terminará y se pueda editar su tomo correspondiente.

Estos dos los he comprado en formato de tapa dura, y me costaron más caros. Pero hoy ya están rebajados en amazon.com, y también se pueden encontrar en amazon.es, con gastos de envío gratis. La verdad es que merece la pena.  



En este volumen, seguimos encontrando llaves mágicas que hacen cosas fantásticas por un lado, y por otro ahondando en los sucesos de la juventud de Rendell Locke , el padre fallecido de la familia, y su relación con el misterioso personaje conocido como "Dodge". Este seguirá buscando incansablemente la llave de la puerta negra.

La saga "Corona de Sombras" contiene varias líneas argumentales, por ejemplo volvemos a ver el fantasma del criminal Sam Lesser y vamos teniendo indicios de en qué está interesado Dodge en su búsqueda de las llaves. Pero es en el desarrollo de la historia central, de la corona de sombras, donde podemos encontrar tensión y ambientación propia de una digna película de terror.

Ambos autores son alabados en la introducción del tomo, con toda razón a mi juicio, por su extraordinaria imaginación, que entrelaza elementos de suspense de forma magistral para hilar unas historias con otras, y su genial forma de plasmar, sobre todo Gabriel Rodríguez, una historia de acción-terror en las viñetas. Este dibujante es especialista en crear secuencias, escenas de película en diferentes viñetas, prestando gran atención a los detalles en cada una de ellas. De hecho, es recomendable que el lector se fije en esos pequeños detalles porque acaban teniendo sentido.

El primer volumen de Locke & Key, "Bienvenidos a Lovecraft", para mí es genial, una obra elaborada a la perfección. "Juegos Mentales" introduce elementos inesperados y es un reflejo de la capacidad de Joe Hill para seguir recreando ideas nuevas y sorprendentes. En "Corona de Sombras", que se me ha hecho más corto, sigue haciendo uso de dicha imaginación para combinar la fantasía, el suspense y el terror, además de profundizar en los personajes: Tyler, el joven "responsable" y perdido, Kinsey la chica asustada, ahora "sin miedo", Bode, el niño que debe conservar su inocencia y Nina, la madre alcohólica y hundida por la muerte de su marido y su violación.

En otras palabras, Joe Hill, es un gran creador, en un momento muy bueno, que une fantasía y suspense como pocos, ahondando en personajes reales con serios problemas. Con Locke & Key ha conseguido un relato de muy buena calidad, lo que le ha valido el premio Will Eisner al mejor autor de 2011, entre otras nominaciones.

Una verdadera pena que el episodio piloto de la FOX para adaptar el comic a una serie de TV no saliera adelante (ver aquí).

Próximamente: "Keys to the kingdom"

domingo, 23 de octubre de 2011

Dead letter circus - This is the warning (2010)

Grupo australiano que viene a aportar un puntito de frescura al rock modernito de los últimos tiempos. Dead Letter Circus, y su "This is the warning" publicado en 2010, suena en la onda de grupos de rock progresivo como 30 seconds to mars, Secret and whispers, Circa Survive y los también australianos Karnivool, con quienes comparten productor.



Yo lo he conocido recientemente, pero han tenido bastante repercusión en su país, y posteriormente en Estados Unidos.

Tienen un sonido caracterizado por la entonación aguda de su cantante, Kim Benzie, y unas guitarras rítmicas con riffs rápidos y a veces simulando ritmos electrónicos. Todas las canciones tienen bastante nivel, con estribillos pegadizos. Yo cuanto más lo escucho más me gusta, habrá que ver dentro de un tiempo. Recomendable.

Como curiosidad, he googleado un poco y no he visto que nadie se haya dado cuenta. ¿No os parece calcada la base de la canción "The design" (ver aquí) a "Piggy" de Nine inch nails (ver aquí)?? Sólo la base de bajo y percusión, es casi idéntica. Fijaos en el principio de cada canción. Pero bueno, es una anécdota, porque luego la canción no tiene nada que ver.

Lo dicho, Dead Letter Circus, están y esperemos que sigan dando que hablar.

domingo, 16 de octubre de 2011

After.life (2009)

Interesante película sobre la muerte. Salvando las distancias, si "Hereafter" de Clint Eastwood se enfocaba a las experiencias cercanas a la muerte, "After.life", que viene a significar algo parecido, supone un planteamiento original sobre las experiencias posteriores a la muerte. Todo ello desde un punto de vista sobrenatural o espiritual, es decir, tomando por sentado que hay vida después de la muerte.

Me acerqué a esta película pensando que me iba a encontrar algo más cercano al género zombie o algo así como "Deadgirl" (2008), que me gustó bastante. Pero no tiene nada que ver y me sorprendió gratamente, quizás porque no tenía mayores expectativas. Es el primer largometraje de la directora Agnieszka Wojtowicz-Vosloo, americana de origen polaco, habiendo también participado en el guión.



Christina Ricci, que es experta ya interpretar personajes góticos y oscuros ("La familia Adams", "Sleepy Hollow"), encarna a Anna, una joven maestra que no acaba de encontrar la felicidad a pesar de que su novio Paul (Justin Long) está muy enamorado de ella. En una escena digna de "Final destination", Anna confunde una declaración de matrimonio de Paul con un intento de separación. Anna, enfurecida, sale corriendo en su coche para acabar teniendo un accidente mortal, sin que Paul pueda hacer nada.

Lo siguinte es despertar en una mesa de una funeraria, donde Elliot (Liam Neeson), prepara a los cadáveres para que tengan el mejor aspecto en su funeral. Anna es capaz de comunicarse con Elliot porque, según éste, él tiene un don. Sin embargo, ella no acaba de estar convencida de lo que le dice y rechaza estar muerta. Por su parte Paul hace todo lo que puede por ver a Anna, pero Elliot evita el contacto entre ambos para que su separación sea menos dramática.

Con estos elementos, la trama resulta ser bastante interesante, dado que a pesar de la palidez de Anna, por momentos ella realmente piensa que está viva, y Paul no puede creer que esté muerta.

Aunque no llega a ser aterradora, desde luego sí que llega a ser inquietante. Y sin bien no es demasiado sorprendente en su desenlace (algo previsible), After.life presenta a través del personaje de Elliot una perspectiva un tanto desoladora sobre la vida y la muerte, pero bastante más cercana a la realidad que lo que nos queremos pensar. Para mí una sorpresa.

domingo, 9 de octubre de 2011

The reef - El arrecife (2010)

Una vuelta de tuerca más en este género de terror acuático, por el que algunos nos sentimos morbosamente atraídos. El género ha dado muchas películas, la mayoría de calidad dudosa, pero es para mí sigue siendo interesante a pesar de la, a priori, escasa originalidad del argumento. En este caso tenemos un film de bajo presupuesto, lo cual se nota, pero que su director Andrew Traucki suple con bastante emoción teniendo en cuenta que es complicado generar dicha emoción cuando los personajes se pasan casi toda la película nadando en el mar. El film está basado en la historia real de Ray Boundy, que mencionaré más abajo.





Cuando Luke, Kate (su ex-pareja), Matt (el hermano de ella) y Suzie (la novia de este último) se reunen para pasar unos días en un pequeño velero, se preparan para pasar un tiempo agradable en aguas de la costa australiana. Inesperadamente, el barco se avería, hace aguas y vuelca. Consiguen sobrevivir, pero ante la desoladora opción de quedarse esperando un muy improbable rescate en el casco que se hunde por momentos y sin provisiones ni nada que flote a lo que agarrarse, Luke propone ir nadando a una isla cercana. 

La isla no parece alcanzarse nunca, pero pronto empiezan a ver cosas, sombras, movimientos en el agua, que les hace acrecentar el miedo a no estar solos… y efectivamente no lo están. Al menos, un tiburón los está siguiendo. A partir de aquí, es una lucha por llegar a suelo firme antes de ser devorados por el tiburón. Pero están acercándose a un arrecife, y el concepto de suelo firme puede ser una roca en la que apenas puede subirse una persona…
Obviamente hay que comparar este film con “Open Water”. “Open Water”, ojo, es una película pesada, tipo "The Blair Witch Project", también con bajo presupuesto, pero realmente acojonante, en la que se muestran imágenes reales de nadadores cercanos a tiburones. No son tiburones gigantes como el de Spielberg, pero suficientes para matar a una persona. Además los tiburones de dicha película no atacan tan directamente sino que se van acercando poco a poco a medida que pierden el miedo, y atacando poco a poco hasta conseguir la carnaza. “Open Water” es brutal, con escenas nocturnas tremendas, aunque apenas se ve nada, pero es la sensación que da pensar en dos personas siendo devoradas poco a poco en la inmensidad del mar y la oscuridad de la noche. Imposible salvarse. El final es no menos emocionante, malrollero al máximo, y te deja entrecortado durante un tiempo. Y atención que hay una “Open Water 2”, (o “A la deriva”) donde no hay tiburones pero el problema es parecido, y tiene cosas interesantes.
Algo tenía que aportar “The reef” para diferenciarse algo de “Open Water”, ya que en esencia ambas relatan un episodio real de ataque de tiburones. Y eso es la tensión de saber que existe un tiburón rondando y no poder verlo. El logro la predecesora es conseguir las imágenes reales de los tiburones junto a los actores, mientras que “The reef” suple esa carencia (de presupuesto) logrando crear una atmósfera asfixiante utilizando el recurso de mirar debajo del agua con la ayuda de unas gafas acuáticas. La sensación es la misma que la de ser perseguido en la oscuridad, ya que no se consigue ver apenas nada a más de un metro, es angustiante. Aunque también hay que reconocer que aunque es un acierto también se abusa de ello y llega a ser repetitivo.
Conforme se van acercando al arrecife y a terreno más elevado, buscando la salvación, el tiburón arremete más deprisa contra los cuatro… o los que van quedando.
“The reef” no es ni mucho menos la película definitiva sobre tiburones, y me gustó más “Open Water”. Tiene carencias por bajo presupuesto pero mucha tensión, y para los que amen este género puede ser emocionante verla.

La historia real en la que está inspirada la película es la de Ray Boundy, que ha declinado hacer declaraciones sobre la película. En 1983, Ray Boundy junto con dos compañeros más estaban pescando langostinos cuando su barco volcó en el arrecife Broadhurst, cerca de Townsville, Australia. Tuvieron que nadar, ya que el barco se hundía, con la única ayuda de una tabla de surf, un esquí y un flotador salvavidas, pero fueron seguidos por un tiburón tigre...

lunes, 3 de octubre de 2011

Nevermind 20 años después

Atentos, la semana pasada salió a la venta una edición Deluxe del disco que lo cambió todo, "Nevermind" de Nirvana (1991). Bueno, no sé si tanto, pero desde luego ha quedado bien.




El caso es que escuchar algunas sesiones previas a la grabación del disco, a mí me ha encantado. La calidad de dichas sesiones no es óptima, pero desde luego es un puntazo escucharlas. Hay varias ediciones: 2CD o 4CD/DVD. Los contenidos son:
- El disco original remasterizado, conteniendo caras-B y algunos cortes en directo,
- Las sesiones y ensayos
- Una versión del album con una mezcla diferente
- Y finalmente un directo.

A estas alturas ya sacar algo nuevo pues no, pero a mi particularmente el disco número dos me ha gustado.

Y la discográfica a seguir exprimiendo, claro.



viernes, 30 de septiembre de 2011

¿Nirvana? No, pero mola: "Stone Temple Pilots"

Estos Stone Temple Pilots.... Supieron aprovechar el tirón del grunge en sus primeros discos, pero tengo que reconocer que a mí empezaron a aburrirme progresivamente a partir de su tercer album. Luego entre visitas a la carcel de su cantante, Scott Weiland, y la separación del grupo y paso por "Velvet Revolver" de éste, volvieron a reunirse hace pocos años y el año pasado publicaron su último disco homónimo "Stone Temple Pilots". Hasta ahora no lo había escuchado, pero la verdad que me está enganchando como no había hecho desde hacía muchos años.

Y lo más impactante, es su canción "Between the lines", que podría haber sido firmada por Kurt Cobain fácilmente. Es increíble el parecido por ejemplo con "Stay Away" de Nirvana (una parte del tema), pero no es que sean dos canciones clavadas, sino más bien parece un compendio del alma pop de Nirvana en una canción. Sinceramente, a estas alturas y con la que está cayendo en el panorama musical, a mí me parece cojonudo este tema, aunque sea un calco de Nirvana.



Aquí, "Stay away" de Nirvana, por si queréis comparar. Hay un trozo de la canción de STP que es casi idéntico.



Dicho eso, recomiendo el disco de Stone Temple Pilots, "Stone Temple Pilots", tiene bastante más que esta canción, y con estilos variados: "Cinnamon", "Peacoat". En fin, que aún no están muertos y enterrados.




lunes, 26 de septiembre de 2011

Viajes: Chicago

Tengo el blog un poco abandonado, pero entre vacaciones y viajes estamos que no paramos. Vamos con un post sobre turismo, que hacía tiempo que no me dedicaba a ello.

Chicago. La ciudad del viento (y doy fe, aún habiendo ido en Septiembre), una de las más importantes de EEUU (tercera en número de habitantes tras NY y LA), de los Bulls del mítico Michael Jordan, del tren elevado y del blues y el jazz. He podido pasar unos días en el estado de Illinois, y concretamente el fin de semana en el centro de Chicago y aquí va mi comentario.

Aunque no es la primera vez que voy por una gran ciudad de EEUU, es inevitable sentirse abrumado si viajas en coche por la noche y te adentras en una megaestructura de rascacielos, con miles de luces iluminando en la noche. En este país, donde su historia se remonta a pocos cientos de años, es difícil encontrar monumentos, sitios emblemáticos como plazas con esculturas, castillos o templos con mucha historia. Sin embargo, lo que de verdad es digno de ver es lo enorme que es todo, empezando por los edificios, pero hay mucho más.

Situada a orillas del lago Michigan, que tiene más de la mitad de la superficie de Andalucía, goza de un clima agradable en verano, pero de mucho frío e intensas nevadas en invierno, ya que está muy cerca de Canadá. Lo que yo he visto es que el tiempo puede cambiar mucho de un día para otro, desde estar soleado y hacer calor a hacer un intenso frío y llover al día siguiente. Se acerca el invierno, como dicen en Juego de Tronos.

Chicago tiene numerosos rascacielos, siendo el mayor la Torre Willis (antes Sears), que es el edificio más alto de EEUU. Una cosa que te das cuenta cuando estás a los pies de estos monstruos es que es difícil hacer la foto! Una vez que estás dentro de "The Loop", hay tal densidad de edificios tremendos que pierdes el norte. Me pareció una ciudad con muchos más rascacielos y con mayor densidad de los mismos que San Francisco o que Los Ángeles (a falta de ir a Nueva York). De hecho, la arquitectura es muy rica y modernista, gracias en  parte a que el incendio de 1871 destruyera gran parte de la ciudad, lo que dio espacio a la creatividad de numerosos arquitectos innovadores.



Por tanto, la mayor atracción es la arquitectura. A pesar de que tiene grandes museos (de arte, de ciencia, industria, planetario, acuario....), a estas alturas estoy un poco saturado de los mismos, y para el poco tiempo que tenía preferí pasear por la ciudad.


También hay que visitar el Millenium Park y la gran atracción turística, "The bean", una figura abstracta con la superficie pulida que actúa de espejo y distorsiona la imagen según por dónde la mires. Es una paranoia, y bastante divertido mirarla desde todos los ángulos, tratando de sacar los rascacielos en una foto del reflejo.



Otro interés, para mí, siempre es la gastronomía, los lugares de ocio, y una manía que tengo es los supermercados, para ver qué tipo de cosas se consumen (esto siempre es recomendable, se puede pasar un buen rato viendo la cantidad de chorraditas que no conocemos en nuestro país).

En cuanto a la gastronomía, bueno, se trata de una cultura gastronómica adoptada. Aparte de la clásica hamburguesa, que dicho sea de paso, nunca había probado una tan buena como la del "RB Grill" que pedí con salsa de bourbon,  el resto de cocinas son de otros países. Concretamente, se han sabido introducir bien los restaurantes italianos (dónde no), los mexicanos (buenísimo), y lo oriental, que en esta ocasión lo di por convalidado.

Lo típico es una pizza cuya masa tiene el grueso de una cacerola, que es donde se hace, y con salchicha entre otras cosas. Tiene más alimento que el pan élfico, pero que está sinceramente buena. Aunque por la pinta hace pensárselo, merece la pena probarla. El restaurante más típico, "Pizzería Uno", tiene unas colas tremendas y no lo recomiendo porque por dentro es pequeño. Se puede visitar la "Pizzería Due", una manzana más abajo (mucho más grande) o la cadena "Giordanno´s", sin esperas, que no visité.


También son dignos de mención los desayunos o los brunch (mezcla de breakfast y lunch). Esta gente se pone hasta las botas, y yo no sé como son capaces de volver a su casa si no es rodando, porque ya no hace falta comer en varios días con los platacos que se meten para el cuerpo. Muy recomendable el restaurante "Lou Mitchell´s", con una amplia carta y un frenético ir y venir de numerosos clientes. Se come bastante grasa, cierto, pero hay algunas cosas que hay que probar, como las french toasts. En definitiva, con la comida, me costó trabajo ver qué podía pedir que no fuera a hundirme súbitamente en caso de caerme al lago.

En cuanto a locales de música en directo, intenté ir a varios, pero al final sólo pude ir a dos garitos de blues en directo. Uno de ellos, "Blue Chicago", es un bareto no muy grande, bastante viejo, donde había un ambiente bastante auténtico y buena música. Mejor que describirlo aquí hay un video cortito:


También estuve en "The house of blues", aunque el local (mucho más grande y moderno) y la banda que tocó me gustaron menos. En cualquier caso, es un must see, como dicen ellos, hay que verlo. Y eso que el blues no es lo mío. Me quedé con ganas de ver algo de jazz. Además, existen teatros para ver comedias, musicales, etc. Hay bastante oferta en este sentido.

Otra atracción es la "Magnificent Mile", un tramo de la Avenida Michigan donde se pueden encontrar las marcas más prestigiosas de moda, joyas, etc. En fin, las tiendas no son lo mío, y de esta clase menos. Si eres como yo, tan solo merece la pena echar un vistazo rápido. Otra cosa no hay. Muy difícil encontrar una tienda de discos, todavía no me lo creo (no era así en California, sniff!). Lo divertido es entrar a Zara para encontrar precios el triple que en España. Lo que confirma mi teoría de que las cosas valen siempre lo que puedes pagar por ellas.

Y también el "Navy Pier", un muelle que contiene un parque de atracciones pequeñito, pero que cuando lo visité me pareció bastante pobre.

Finalizando con el turismo, aunque se pueden ver las vistas desde la Torre Willis (con suelo transparente), también se puede acudir al edificio de John Hancock, el segundo más alto, en la otra punta del centro de la ciudad, que tiene un restaurante de buffet y un bar en las plantas 95 y 96 respectivamente (mirador en la 94). Algo caro, pero merece la pena por ver las vistas tomando algo, más que ir a un mirador.

Y quería añadir un comentario, crítica personal, observación sobre el modo de vida en EEUU, que nadie se ofenda. No me baso en esta visita solamente, ya que he vivido allí por algún tiempo. Pero me centro en los días que he pasado en un pueblo de Illinois, aparte de en la gran ciudad.

Me llama mucho la atención las distancias que hay entre las casas. El coche es la vida. Coches tremendos, claro. Grandes distancias entre cualquier cosa, y al llegar al destino, tampoco hay un centro neurálgico en el que puedas disponer de cualquier cosa. Esto pasa por poder diseñar ciudades disponiendo de terrenos enormes, al contrario que en Europa, que las ciudades fueron creciendo con los siglos. Esto conduce a la cultura del hogar, de adornar el jardín, las casas, celebrar las fiestas de Halloween y demás cositas, hacerte tus propios pasteles. Pero no pude evitar sentir una sensación de soledad, quizás sea una visión personal. Parkings enormes casi vacíos. Tiendas enormes con paquetes de comida enormes para poder hibernar o recluirse en un bunker si hiciera falta. Familias divididas entre estados, que se visitan por navidad. 

Desde luego, el país de las oportunidades, no sé si hoy tanto, pero me sigue pareciendo muy disperso, con mucha diferencia entre estratos económicos de la sociedad. No obstante, sigo muy interesado en viajar por aquel país, a Nueva York, a Nueva Orleans, ... Ya iremos.  

domingo, 4 de septiembre de 2011

Insidious (2011)

He aquí una película más sobre casas encantadas con el aliciente de su director, James Wan, el director de la controvertida, provocadora y exitosa Saw. Insidious tiene fallos y aciertos. No llegando a las cotas de otras películas a las que emula en ocasiones (como Poltergeist), presenta logros más en ciertos elementos visuales que en el conjunto.
Trata de una familia en la que uno de los tres hijos, Dalton, parece ser acosado por un fantasma, hasta tal punto que el chico cae en coma de forma inexplicable por los médicos. La madre, Renai, que trabaja en casa cuida de él, y del bebé, pero por el intercomunicador comienza a oir susurros de alguien que quiere poseer a Dalton. Esta escena concreta es escalofriante, y mira que ya se han podido ver cosas parecidas (“La habitación del niño”).

 
De aquí empieza la manida relación entre madre que ve fantasmas y padre trabajador incrédulo que no le hace caso. Pero tarde o temprano el acoso por parte de un ente que se manifiesta como un niño travieso se vuelve demasiado continuo y peligroso, y Renai y su marido Josh acaban por solicitar la ayuda de un equipo que investiga sucesos paranormales.
SPOILERS. Toda la historia parecerá estar relacionada a su vez con la infancia del padre, Josh, que padeció los mismos síntomas que Dalton: sufría experiencias extracorporales, viajes astrales, y como consecuencia de ello ese trance suponía una puerta para la entrada de entes sobrenaturales en su mundo. De hecho, padre e hijo se ven acosados por algo. Dalton por un demonio oscuro (que pretende asustar más de lo que realmente consigue en el film), y Josh por una mujer anciana vestida con ropas antiguas.
FIN DE SPOILERS.
Insidious no es original, es demasiado parecida a Poltergeist por ejemplo, en tanto que existe un niño en peligro, y sus padres deben armarse de valor y amor para salvarlo bajando a los infiernos o a lo sobrenatural, mejor dicho. Y todo ello ayudado por una mujer que puede ver el más allá. Bueno, en este sentido no le llega a Poltergeist ni a la suela de los zapatos, pero tiene escenas concretas muy logradas: las imágenes de los créditos del principio, el arranque de la película con esa fotografía de la madre que se va coloreando, el viaje a través de la oscuridad absoluta, la casa vacía con figuras sonrientes como si fueran maniquís, el lugar donde habita el demonio y sobre todo la música que escucha, y la mujer que acosa al padre.
Es decir, la personalidad de Insidious está en su enfoque más que en su planteamiento. Como historia, no sorprende demasiado, ni siquiera el giro final, pero sí la estética de algunas escenas. Asusta, sí, pero no es para tanto.

domingo, 28 de agosto de 2011

Super 8 (2011)

Producida por Steven Spielberg y dirigida por J. J. Abrams (productor de Lost y Fringe), cabía esperar algo por lo menos interesante de esta película, aunque bien es cierto que Abrams, o por lo menos sus proyectos, a veces se caracterizan por tirar la piedra, el gancho, el elemento interesante, y luego esconder la mano, sin aportar la coherencia y el contenido o trama de fondo que enlace toda la historia y le dé solidez. Fringe, que empezó así, luego se ha redimido y aún está a tiempo de conseguir una buena nota, pero aún no me fío. Y por otro lado es conocido el fracaso (para algunos como yo) de Lost en este sentido, a pesar de su increíble éxito comercial y alto interés generado en el seguimiento de la misma entre muchos en los que me incluyo. Triunfó en la audiencia y en conseguir emocionar a una legión de seguidores, pero para mí falló en la resolución. Dicho esto, tenía muchas ganas de ver Super 8.


Ambientada en 1979, Super 8 está escrita y dirigida por Abrams pero parece un homenaje a las películas de aquella época, principios de los 80, dirigidas por Spielberg, y me estoy refiriendo sobre todo a E.T., Los Goonies, y aquellas películas de ciencia ficción protagonizadas por una pandilla de chavales y con las que muchos hemos crecido.
La acción se centra, como digo, en un grupo de 5 chicos en edad escolar, que viven en un pueblo tranquilo de Estados Unidos, y que están rodando una película de zombies (detallazo). El protagonista es Joe, un chico que ha perdido a su madre recientemente, y que aunque aprecia a sus amigos, parece que conecta mejor con Alice, una chica que acaba de llegar al grupo. Durante el rodaje totalmente amateur, ocurre un espectacular accidente de tren, que encierra muchas incógnitas, pues parece que el tren transportaba algún secreto bien guardado por los militares, y que la cámara podría desvelar en el video registrado. Pero es que en aquellos tiempos se tardaba tiempo en revelar la película y han de esperar. Sin embargo, pronto tienen que escapar de los militares que los buscan para conseguir la película.

En su desarrollo la película es muy potente, entretenida, entrañable, muy divertida y emocionante. Se combina muy bien el elemento de terror invisible (no como los de Shyamalan y “El incidente”, aquí pasa algo de verdad), con la típica trama de amenaza alienígena, pero entrelazado con los problemas de los chicos y su desparpajo, que para mí es lo que mejor está conseguido del film.
Es inevitable establecer comparaciones con las películas citadas de Spielberg. Joe es huérfano de madre, Elliot lo era de padre, en ambas historias se encuentra un extra-terrestre que asustaba y pretende volver a casa, pero creo que más que la trama en sí, lo más parecido que yo encuentro es el ánimo de la película y la puesta en escena de los chavales. Esas escenas de cocina americana con los niños peleándose, los padres entendiéndose como pueden, todo lleno de trastos y juguetes, todo el mundo hablando a la vez, lo podemos encontrar en varias películas de la época (Poltergeist, E. T., Encuentros en la tercera fase, ...). Al estar ambientado en 1979, no encontraremos iphones ni consolas ni demás dispositivos punteros, sino walkmans, bicicletas y mochilas, que es lo que se llevaban entonces a todas partes, y eso sí, juguetes de Star Wars. En este sentido las escenas de persecución de E.T con las bicicletas las podemos encontrar aquí cuando son seguidos por todo un ejército en su propio barrio.
Por tanto, no me parece que sea una copia de aquél cine, sino una inspiración. Super 8 me ha dejado sobre todo muy buen sabor de boca, me trae muy buenos recuerdos, al cine de entonces y a cosas que hacíamos de pequeños, y la manera que está contada recupera el cine familiar de ciencia ficción que yo tenía realmente desaparecido salvo alguna excepción en los últimos años como “Donde viven los monstruos”, “Coraline”, “Mirrormask” pero incluso estas me parecen que no acaban de dirigirse a un público infantil a la vez que adulto, sino más bien a lo segundo. Me ha parecido una película muy interesante, más por la forma que por el fondo. Desde luego no es original, pero está muy bien hecha. A mí me ha encantado, pero si tuviera 10 años y no hubiera visto todas aquellas pelis de los geniales 80 todavía me hubiera gustado más.
Por cierto, atención a los créditos, donde se puede ver la película que ruedan los chicos. Muuuy divertida.

jueves, 11 de agosto de 2011

X-men: Primera generación (2011)

Aquí llega la siguiente película de los mutantes, tras la trilogía de X-men y el spin-off de Lobezno, ahora lo que pedía el cuerpo era una precuela, qué menos. A mí particularmente me parece que por lo menos las dos primeras de los X-men (vamos, las de Bryan Singer) son de lo poco salvable de las adaptaciones de cómics de Marvel al cine (junto con las de Iron Man y la primera de Spiderman). En este caso el director es Matthew Vaughn, que ya es veterano en esto de adaptar cómics, como hizo con Stardust (Neil Gaiman), que por cierto me gustó mucho, y Kick-Ass (Millar/Romita Jr), que tiene algunas cosas muy divertidas pero en general me aburrió bastante.
 
Cartel de X-Men: Primera generación (X-Men: First Class)

 
En este caso X-men: Primera generación, o First class en inglés, es la adaptación de los comics que han sido publicados en los últimos años, volviendo años atrás aprovechando la moda de las precuelas para volver a vivir los años del Profesor Xavier y los primeros X-men. Esta es la idea, revivir la juventud de Xavier, interpretado por James McAvoy, y su relación con el archienemigo de la Patrulla-X: Magneto, interpretado por Michael Fassbender (Eden Lake!!!!), que en sus años mozuelos eran colegas. Pero como viene pasando en todas las películas, la adaptación del comic al guión cinematográfico tiene solo pinceladas generales de eventos importantes en el universo-X, y los detalles están más sujetos a la espectacularidad y a la acción más que a la realidad de los argumentos del comic, la cronología de la historia y las relaciones entre personajes.

Por tanto, tenemos a un Charles Xavier joven, con pelo, cuando en su juventud tampoco consta que lo tuviera, forjando una amistad con Magneto que realmente nunca se narró en los comics de la época (años sesenta y setenta), sino que se narró en historias posteriores sobre el pasado. Bueno, yo los comics de First Class ya no los he leído. Soy más bien de los antiguos.

Pero, sin embargo, cuando los primeros X-men fueron Cíclope y Jean Grey (que ya salían en X-Men 1-3), el Hombre de Hielo (que salía como uno de los estudiantes en las películas anteriores), el Ángel (que también aparecía como un joven) y la Bestia, en esta adaptación los miembros de la primera Patrulla-X son, aparte de la Bestia, Kaos (que sí que formó parte de la original aunque no al principio, y siempre después que su hermano Cíclope), y Mística (que nunca formó parte, sino fue más bien villana). En las anteriores películas se habían complicado la opción de introducir al Ángel y el Hombre de Hielo, por un lado, y por otro lado han preferido no repetir con Cíclope y la Chica Maravillosa. En fin, un lío de personajes, que hace que la historia, ya de por sí fantástica, pierda realismo (hablar de realismo aquí es ni más ni menos que surrealista, ya lo sé). Para rematarlo, añadimos al círculo interno del club fuego infernal (enemigo de la segunda Patrulla-X), con Sebastian Shaw (Kevin Bacon) y Emma Frost, la reina blanca, y dos personajes que no soy capaz de identificar, entre ellos Azazel, una copia malvada de Rondador Nocturno pero en rojo, un tanto ridículo pero con muy buenos efectos, eso sí.

La historia en sí está ambientada en los años sesenta, con la crisis de los misiles rusos acercándose a Cuba. Los mutantes intervienen para detener a Sebastian Shaw, que quiere desencadenar la tercera guerra mundial en medio de los americanos y los soviéticos. En este marco, lo que se pretende contar es lo de siempre, el miedo y odio de los humanos a los mutantes, y los mutantes dividiendose en dos, los que quieren gobernar el mundo (Shaw) y los que buscan la integración y la paz (Xavier). Pero en medio de todos está Magneto, superviviente del holocausto nazi, que ha crecido con la venganza inculcada en el cerebro, y que piensa que lo que se trata de hacer con los mutantes es un segundo holocausto. Por tanto, para evitarlo decide atacar él antes, ser la especie dominante sobre los humanos, pero Xavier trata de detenerlo.

Hay alguna escena con submarinos y Magneto intentando evitar el inicio de la guerra, que es un guiño invertido al momento de los comics donde Magneto destruyó un submarino soviético porque lo estaban atacando, mostrando el maligno potencial que había en él y por lo que se le juzgó por un tribunal internacional años después.

Mi opinión sobre la película... Bueno, es bastante entretenida, pero no profundiza en el mensaje del racismo ni presenta grandes escenas ni argumentos en este tema. Además, tampoco la historia tiene una acción trepidante. Por todo esto, lo único interesante es vivir la recreación de momentos antiguos sobre los X-men (precuelísticos),  ver al duo Magneto/Xavier de jóvenes y la visualización de algunos personajes como Kaos o Ángel (Hada??). Pero el resto de los personajes, como Emma Frost, Mística o Moira McTaggart carecen por completo de la personalidad tan fuerte que tienen en los comics.

X-men: Primera generación. Una adaptación más, batiburrillo de idas y venidas por la cronología de un universo muy rico (gracias Stan Lee, Jack Kirby, Chris Claremont, Dave Cockrum, John Byrne, John Romita Jr., Marc Silvestri, Jim Lee, Frank Miller, Arthur Adams, ....) picando ideas y personajes de aquí y allí para hacer una película moderna de acción, fallando incluso en eso, y reinventando una historia más pobre que la original, y peor ejecutada. Momento interesante, al menos, cuando Charles y Erik, van a ofrecerle  un puesto a Lobezno y los manda de vuelta con su derroche de simpatía.

Se habla de secuelas (2) de esta precuela, ya veremos, y de segunda parte de Lobezno y también otra historia sobre Magneto. Seguiremos pendientes. Pero valdría la pena hacer menos películas de superhéroes, y que por lo menos una de cada dos fueran buenas.  


lunes, 25 de julio de 2011

Los 10 mejores discos de rock de... 1998

Seguimos! Todavía con influencias electrónicas como comentábamos para 1997, este año tendríamos discos con bastante éxito de Fat Boy Slim y Massive Attack ("Mezzanine"), pero que quedan fuera de esta lista de rock. Aún así, habría todavía grupos como Garbage o The Smashing Pumpkins que giraron su dirección a sonidos más electrónicos con mejor o peor resultado. No obstante, este año hay un puñado de buenos discos que tenían personalidad propia.

Si quieres ver los mejores discos de años anteriores pulsa este enlace. Ahí vamos con 1998:

10 - System of a down - "System of a down"
Banda de armenios afincados en California que supieron combinar el rock melódico y con reminiscencias casi folclóricas con un metal agresivo, frenético en ocasiones, con gran calidad instrumental. Este disco no es mi favorito, pero estaba bien para ser el primero.



9 - The Smashing Pumpkins - "Adore"
Billy Corgan siguió con su idea de ir a lo suyo, aunque estuviera nadando en contracorriente, y salirse del estilo que ellos mismos habían marcado y tanto éxito les había dado. En esta ocasión introduciendo elementos electrónicos en el disco, pero me temo que el resultado, aunque interesante, no fue tan bueno como el de los discos anteriores. A partir de aquí empezó a decaer mucho la calidad de sus trabajos.



8 - Cold - "Cold"
Lo escuché en la tienda de discos. Pregunté quiénes eran y compré el disco, y fue un gran descubrimiento. Lanzaron este disco gracias a la ayuda de Fred Durst (Limp Bizkit). A mí me pareció que tenían algo que los diferenciaba del resto de las bandas de numetal, una frialdad (nunca mejor dicho), una sensibilidad, y además luego mejoraron muchísimo. Hablaremos más de ellos en siguientes entregas, pero quiero mencionar que se habían separado y ahora vuelven estos dáis con nuevo disco ("Superfiction"). 

 


7 - Garbage - "Version 2.0"
Me supo mal no incluir su anterior disco en la lista. Con este version 2.0 volvían con más fuerza, más convencidos de sí mismos y más electrónicos, pero a ellos sí les vino bien (a diferencia de los Smashing). La valía de este grupo era sus componentes experimentados (productores) y que supieron qué sonido podía impactar más en este momento, además del look rebelde e inconformista de su cantante, Shirley Manson.




6 - Dredg - "Leitmotif"
Uuupss. Acaba de aparecer una de las mejores bandas de los últimos años, a mi juicio. Este disco, que conocimos a través de Rafa Noise, ya que se lo enviaron personalmente (antes lo de internet estaba todavía muy verde) encerraba grandes sorpresas. Un disco muy muy experimental pero que a la vez se intuía que había cuatro músicos muy grandes queriendo hacer cosas. Symbol Song, cuando la oí por primera vez, me supo a una mezcla entre grupo poco experimentado pero con mucho por decir y a mí me encantó. Este, como sus otros discos, es conceptual, y habla de un hombre que viaja por el mundo para curarse su enfermedad moral.




5 - Second Coming - "Second Coming"
Un oasis en el desierto de la escasez de buenos discos de rock puro y duro, sin modernidades. No hicieron mucho más, ya tenían otro album con algún otro componente en la banda (entre otros con otro cantante) y sacarían otro album en 2003 ("13"), pero no le hacía sombra a este. Un disco muy recomendable de estos que salen de vez en cuando y casi nadie se entera, ni aquí en España (eso por supuesto) y casi ni en su tierra.




4 - Korn- "Follow the leader"
Para mí el mejor disco de Korn. También lo fue para la crítica. El arranque del disco era tremendo y tenía todavía mucha originalidad a la vez que consiguió llegar a más gente por ser temas más radiables. Estaban en la cresta de la ola. El Follow the leader que ponen en las bodas es otro. :)




3 - Candlebox - "Happy pills"
Yo sigo con lo mío. Si con su primer disco sonaban a grunge y en el segundo se desmarcaron con unas canciones más frías y agresivas, cortantes, en este la sensación que se tenía era más rock americano clásico, sonido California, generando un ambiente más cálido, más agradable. Un disco excepcional, con un temazo, "Sometimes", que cosechó menos éxito que ninguno, inexplicablemente para mí, y tras el cual se separaron.




2 - Marylin Manson - "Mechanical animals"
Marylin Manson, que de tonto no tenía un pelo, seguía las claves para el éxito de Madonna (que este año con sonido electrónico con Ray of Light), es decir, llamar la atención irreverentemente, y reinventarse continuamente, cambiar de estilo musical y de look. Y pasó de ser satánico a ser.... no sé, una cosa rara, Omega. Obviando la parte circense, y musicalmente hablando, quedó atrás el estilo oscuro-gótico-hard metal de "Antichrist Superstar" para dar paso a un disco de glam rock (como el de Bowie, Pulp, Suede, Placebo,....), mucho más melódico, y más asequible al oído que el anterior. Este disco contiene temazos como "Great big white world", "Mechanical animals", "Rock is dead", "Coma white"...., vamos un gran trabajo.




1 - Pearl Jam - "Yield"
Tras "No code", con "Yield" no volvieron a sus inicios pero un poco sí que retomaron un camino un poco más prometedor y con unos temas de mayor éxito. Fue la prueba de que todavía iban a hacer grandes cosas. No inventaron nada con este disco, pero es que son tan buenos... Es uno de los mejores de Pearl Jam. Disco buenrollero. Portada buenrollera.





¿Y tú, cuáles crees que fueron los mejores discos de este año?



Y ahora las mejores canciones (ojo, las tres primeras bueníiiisimas!), algunas de las cuales se pueden escuchar en el reproductor de la derecha:

1 - Sometimes (Candlebox)
2 - Wishlist (Pearl Jam)
3 - Teardrop (Massive Attack)
4 - When I grow up (Garbage)
5 - Great big white world (Marylin Manson)
6 - Inevitable/Moscas en la casa (Shakira, cuando todavía molaba)
7 - The kids aren´t alright (The offspring)
8 - Come with me (Puff Daddy feat. Jimmy Page, BSO Godzilla)
9- Confessional (Second coming)
10 - Got the life (Korn)
11- She will have her way (Neil Finn)
12 - Spiders (System of a down)