miércoles, 27 de abril de 2011

Los 10 mejores discos de rock de... 1992

Le hemos cambiado el título a la sección para concretar que se tratará de albumes de rock, aunque se colará alguno que sea más bien pop, pero los menos. Vamos con 1992, año olímpico. Venía con la idea de que iba a ser difícil superar la lista del 91, pero la verdad que ahora que ya la tengo, han salido discazos. La lista de todos los años la puedes ver en este enlace.

10 - B.S.O. "Singles"
Película de Cameron Crowe, sobre romance chico-chica en medio de la revolución grunge de Seattle. Banda sonora muy representativa del momento.


9 - Faith no more - "Angel Dust"
Tremendo grupo fueron FNM, recientemente reunidos en directo.


8 - Bon Jovi - "Keep the faith"
Un cruce entre "cuando Bon Jovi todavía molaba" y los tiempos de gran inspiración en el rock que se estaban viviendo.


7 - Stone Temple Pilots - "Core"
Un grupo a la sombra de los que ya se estaban consagrando en el grunge, y que daría posteriormente mucho que hablar.

6 - Extreme - "III sides of every story"
De More than words a este excelente disco con guitarras brutales de Nino Bettencourt y temas muy pegadizos.


5 - REM - "Automatic for the people"
La obra cumbre de REM, con auténticos clásicos. Después nunca volvieron a conseguir este sonido o mejor dicho la personalidad que tiene este disco. 


4 - The Cure - "Wish"
En cuanto a The Cure, posiblemente la obra cumbre sea "Disintegration" u otra anterior. Sin embargo, este Wish, influenciado por el sonido del momento, es uno de los grandes discos de este año y mi favorito de The Cure (junto con el Disintegration mencionado). Les ha pasado algo como a REM. Los últimos discos de The Cure no valen nada.



3 - Blind Melon- "Blind Melon"
Para mí podría haber sido perfectamente el nº 1 este año, pero entiendo que es bastante desconocido por el gran público. Genial vocalista fallecido años después, Shannon Hoon. ESTE es el sonido. Disco para escuchar una tarde de verano en la piscina con una cervecita. Espectacular.


2 - Rage against the machine- "Rage against the machine"
Sonido completamente diferente a lo que llevo mencionado. Fusión entre guitarras asesinas de Tom Morello y el estilo hip-hopero protagonizado por su cantante Zach de la Rocha. Un disco muy muy contundente.



1 - Alice in chains- "Dirt"
Y en el número uno me quito el sombrero ante la banda que pienso que ha marcado más tendencia y clones en el mundo del rock en los últimos tiempos, y aún así nadie ha logrado parecerseles realmente. AIC, con Layne Staley, eran auténticos, irrepetibles.




¿Y tú, cuáles crees que fueron los mejores discos de este año?

Qué buenos. Y ahora vamos con las mejores canciones, ampliamos a 10 ya que hemos aumentado el presupuesto. En Radio Gravedad se pueden escuchar algunas de estas y otras similares.

1- Easy (Faith no more)
2- A letter to Elise (The Cure)
3- Drive (REM)
4- Time (Blind melon)
5- Killing in the name (Rage against the machine)
6- Rest in peace (Extreme)
7- Rooster (Alice in chains)
8- Everybody hurts (REM)
9 - In these arms (Bon Jovi)
10 - Plush (Stone Temple Pilots)

lunes, 25 de abril de 2011

Código fuente (2011)

Código fuente (Source code) es el segundo film del británico Duncan Jones, tras la exitosa "Moon", y si no contamos un corto del 2002. Eso sí, a diferencia de Moon, no está escrita por Duncan, sino en este caso por Ben Ripley. Se trata de una historia un poco futurista, con un planteamiento muy de ciencia-ficción, quizás mucho más ficción que ciencia, que yo veo como un cruce entre "Matrix" (1999) y "Atrapado en el tiempo" (1993), conocida por muchos como "El día de la marmota".

Ya el comienzo es desconcertante, pues el piloto de las fuerzas aéreas Colter Stevens (Jake Gyllenhaal) se despierta en el cuerpo de otra persona, un profesor, Sean Fentress, que viaja en un tren que acaba explotando en 8 minutos, ya que alguien ha colocado una bomba. Realmente Colter no se encuentra físicamente en el tren, sino que forma parte de un programa del ejército en el que introducen su consciencia en los recuerdos de dicho profesor para averiguar quién fue el terrorista que hizo estallar ese tren esa mañana. Es una forma de investigación del pasado, opuestamente a lo que en "Minority Report" (2002) se hacía con el futuro. La técnica, nunca explicada, utiliza un "código fuente", un código informático que recrea los últimos 8 minutos de la memoria del profesor tantas veces como sea necesario para que Colter averigüe quién es el terrorista y así poder evitar un segundo atentado, mucho mayor, que se espera de manera inminente.



Colter se debate entre los intentos de revivir esos 8 minutos haciendo cada vez algo diferente que le conduzca al terrorista y resolver sus propios problemas personales: recordar por qué está participando en este programa del ejército que utiliza el código fuente, pues él no recuerda nada más que se encontraba en una misión en Afganistán.

Hasta aquí la sinopsis y voy a comentar mi opinión introduciendo algunos spoilers. La película está bastante bien, tiene un ritmo frenético y es bastante atractiva la idea de poder vivir varias veces la escena de un crimen para poder descubrir al asesino. Sin embargo, el planteamiento científico o técnico de cómo realizar esto es muy débil. Se supone que Colter puede revivir los recuerdos almacenados en Sean, pero en ningún momento se indica cómo se los han traspasado o cómo se ha recuperado la memoria de alguien que murió en una explosión. Además, una cosa es que se revivan sus recuerdos y otra muy distinta es que Colter sea capaz de hablar con otros pasajeros del tren con los que Sean no habló e incluso que pueda salir del tren, cosa que Sean no hizo y ver cosas que él no vio. Esto es el primer punto que hace que el guión tambalee.

El segundo punto me parece aún peor: Colter se empeña en que a través de introducirse en el "código", una especie de video de un momento pasado que se está reproduciendo en algún ordenador (lo explico así desde mi desconocimiento, pero es que en la película no explican nada!), es capaz de cambiar dicho momento pasado y rehacer el presente. Bua. Esto sí que ya requiere cierto estómago para aceptarlo, pero en fin. Spoiler final: Tal como yo entiendo el final, Colter muere al ser desconectado de la máquina, y en ese momento es capaz de integrarse en el código fuente, que está corriendo en algún ordenador, se convierte en parte del código y a partir de ahí puede vivirlo virtualmente, sin cuerpo. Esto no hay por dónde cogerlo. El código no es una historia abierta, teóricamente es un "video" ya ocurrido. No dura más de 8 minutos, mientras que al final continúa la historia al no explotar el tren. Y bueno, la consciencia de Colter no estaría en el código, la perdería al morir. Es cierto que podría existir una versión virtual (paralela) de Colter en la máquina, pero siempre que se hubiera diseñado dicho código para crearla o permitir que existiese, y no es así como se define en el film.

Es decir, la película es bastante atractiva, vibrante, tiene momentos muy buenos, y salí más o menos satisfecho del cine, pero siempre y cuando seas capaz de abstraerte del inverosímil, imposible de defender técnicamente y algo previsible final.


viernes, 22 de abril de 2011

El infierno bajo tierra (2009)

Película británica (Nine miles down) que trata sobre un agente de seguridad de una empresa petrolífera que viaja solo a un pozo petrolífero en el desierto del Sahara en el que parece haber desaparecido por completo el equipo de trabajo que estaba en él. En dicho pozo se estaban llevando a cabo ciertas investigaciones aunque no se describe en mucho detalle. Todo el equipo científico ha desaparecido.

El agente, Thomas (Adrian Paul) pronto encuentra señales de ritos aparentemente satánicos, evidencias de que algo salvaje ocurrió en las instalaciones. Las primeras escenas son las mejores de la película, al estar envuelto en su investigación, solo, en la oscuridad de la noche y en el medio de una tormenta de arena.


Al día siguiente Thomas encuentra  a Kat (Amanda Douge), una superviviente del equipo, una chica muy atractiva que tampoco tiene demasiado claro por qué han desaparecido sus compañeros. Algunos de ellos están muertos, y los cadáveres en una cámara frigorífica, pero las muertes han ocurrido en circunstancias extrañas, provocadas por actitudes antinaturales de los propios compañeros.

Kat, que aparece inicialmente como un espejismo, se convierte en el centro de las preocupaciones y las sospechas de Thomas, que comienza a ver visiones cada vez más peligrosas. Sus visiones están muy relacionadas con la muerte de su familia, el suicidio de su esposa, que ocurrió como consecuencia de los celos de ésta ante una supuesta infidelidad de él. Poco a poco, las visiones se hacen más reales y Thomas comienza a confundir qué es real y qué es provocado por su imaginación, a la vez que comienza a revivir sus momentos más traumáticos con su mujer pero esta vez con Kat de por medio.

Además, Kat parece salida de la nada, no hay constancia de su participación en el equipo de investigación y todo parece estar relacionado con la excavación que se ha realizado, un pozo quilométrico que alcanza las entrañas de la tierra. En dicho pozo se han tomado grabaciones de audio que puede parecer un ruido de viento, pero que Kat y Thomas identifican como lamentos de miles de voces humanas.....

Como idea está bien, el guión es original, el escenario es adecuado, la soledad de las instalaciones, la relación de Thomas, algo turbado por sus ensoñaciones y Kat, la desconocida.... Pero hay que decir que esta película me dejó mucho que desear. Las interpretaciones son mejorables, el guión da giros y giros que hacen que no sepas si es todo algo real o algo imaginario y vuelta a real. En algún punto pierdes un poco la tensión que se había conseguido durante el inicio de la película. Y en momentos se vuelve hasta chabacano.

De todas formas, el giro final vuelve a dar sentido a la película, si es que llegamos con buen ánimo a él. Así que esta película tiene puntos fuertes y puntos bastante débiles, un guión del que se podría haber extraído bastante más.

Para entrar a vivir (2006)

Esta película de corta duración (66 minutos) formó parte de la serie "Películas para no dormir" que emitió Telecinco, aunque realmente sólo emitió dos episodios (los demás se pueden ver en DVD): "La habitación del niño" muy recomendable, y esta "Para entrar a vivir", que tenía para mí el gran reclamo de contar como director con Jaume Balagueró, director de "Rec", "Darkness" y "Los sin nombre".

[Para+entrar+a+vivir01.jpg] 

En ella vemos cómo una pareja, Clara y Mario, está buscando un piso. Y van a ver un piso en las afueras que han visto en un anuncio. Al llegar todo está en malas condiciones, es un piso muy apartado, más que las afueras es un polígono abandonado, el edificio es viejo, descuidado en extremo, se oyen ruidos extraños y la agente de la inmobiliaria que les recibe pone los pelos de punta. Pronto descubren que esta agente no pertenece a ninguna agencia y el edificio no está realmente en alquiler.

Son interpretados por Macarena Gómez y Adriá Collado, ambos conocidos por "La que se avecina", aunque hay que intentar abstraerse de sus trabajos en la comedia para estos casos, porque si no no te lo puedes tomar en serio. Adriá Collado ya participó en la mexicana "Kilómetro 31", con un resultado bastante decente. La agente inmobiliaria es Nuria González ("Los Serrano"!!) haciendo el papelón, jeje.

La historia es notable para ser medio corta, pero es interesante. Lo más remarcable es los puntos en común que he visto con Rec: Edificio con escalera de vecinos, en la que hay persecuciones, momentos de terror en los que los personajes tratan de esconderse en los pisos, planos enfocando los eternos pasillos de los pisos con la imagen de la extraña agente al fondo, en borroso, y que se va enfocando conforme avanza... Todo esto lo hemos podido ver luego en Rec, curiosamente. No llega a la mitad del terror de dicho film, obviamente, pero es una muestra interesante del cine de Balagueró. Escenarios desvencijados, situaciones al límite, personajes atrapados que buscan la última salida.



miércoles, 13 de abril de 2011

Los 10 mejores discos de rock de... 1991

Hoy empezamos una nueva sección: "Los 10 mejores discos de...". En ella voy a hacer un repaso a los que han sido los mejores albumes a mi juicio de los últimos 20 años. Como decían en Canal Sur: la banda sonora de mi vida. Como dice una canción de Bunbury "parece que de todo comienza a hacer ya mucho tiempo", se gana perspectiva y se pueden valorar mejor los discos que marcaron una época o los que envejecieron mal. Haremos un Top-10 por año de discos, y también haremos un Top-5 de las mejores canciones, que se podrán escuchar en Radio Gravedad (ver en el menú de la derecha de la pantalla).

Para acceder a la lista de cada año es sencillo desde el siguiente enlace.

Empezamos. ¿Por qué 1991? Bueno, hace 20 años, que es un número redondo, y es cuando empecé a escuchar música un poco más en serio. Y, sobre todo, porque en 1991 se produjo una explosión cultural en el mundo del rock, un cambio de generación, una nueva forma de hacer rock y vivir el rock, una nueva perspectiva de la vida que lo cambió todo, el grunge.

Atrás quedaban los 80, con su creatividad desenfrenada pero también con su estética arriesgada, que estaba quedando un poco trasnochada. El heavy metal ya había sido explotado ampliamente como fórmula de éxito. Guns N´ Roses ya había publicado su "Appetitte for destruction" en 1987. Grandes grupos británicos como U2, The Cure o The Smiths ya habían triunfado. Pero se respiraba un cambio, se estaba preparando algo grande, algo que rompería con los esquemas establecidos, y se estaba gestando en Seattle. Ya se había iniciado con bandas como Mudhoney, Mother Love Bone (pre-Pearl Jam), Soundgarden. Pero en 1991 se produjo la eclosión. Pero no fue sólo eso lo que ocurrió... 


10 - The Smashing Pumpkins - "Gish"
Primer trabajo de la banda, con un sonido auténtico, prueba de lo que estaba por venir.


9 - Soundgarden - "Badmotorfinger"
En este disco aún sonaban muy heavies, pero es un gran disco.


8 - REM - "Out of time"
Quién no recuerda "Losing my religion", pero había mucho más.


7 - Red Hot Chili Peppers - "Blood sugar sex magik"
Reconozco que a mí me chocaron bastante, con esas pintas y el sonido tan peculiar, pero luego empecé a aficionarme.


6 - Temple of the dog  - "Temple of the dog"
Disco tributo al cantante de Mother Love Bone, grupo precursor de Pearl Jam, que había fallecido recientemente. La banda se formó exclusivamente para la ocasión y contó con los músicos de Pearl Jam y Chris Cornell, cantante de Soundgarden. Eddie Vedder, cantante de Pearl Jam, estaba comenzando con la banda e interviene como segundo vocalista. El resultado es una joya de la historia del grunge, que supuso el germen de Pearl Jam.


5 - Metallica - "Metallica" (Black album)
Considerado el mejor disco de Metallica, es toda una lección de rock duro.


4 - U2 - "Achtung baby"
U2 pasó del rock más convencional de su éxito "The Joshua Tree" a este album donde se reinventaron a sí mismos e introdujeron un rock moderno y con sonidos más electrónicos. 

 

3 - Guns N´ Roses - "Use your illusion I/II"
Aquí estoy haciendo trampas porque en realidad fueron dos discos distintos, pero es que este año estuvo muy reñido. Guns N´ Roses consiguieron que todo el planeta se fijaran en ellos, el rock resurgía. Fue un éxito tremendo.


2 - Nirvana - "Nevermind"
Si Guns N´Roses era la evolución lógica y brillante del rock, Nirvana era el lado sombrío de la moneda, el depresivo y descontento. Y esto atrajo a muchísimos seguidores. Album de culto, estandarte del fenómeno grunge y de los años 90. Aún recuerdo cuando lo compré. Realmente sentías que algo estaba cambiando.


1 - Pearl Jam - "Ten"
Seguro que muchos hubieran puesto en el 1 a Nirvana, pero como esta es mi lista tengo que poner a Ten. Como revolución, Nevermind tuvo mayor impacto mediático, pero Ten es de mayor calidad musical y yo no me cansaba de escucharlo. El mejor disco de Pearl Jam. Es de un estilo melancólico y oscuro pero no tan agrio como el de Kurt Cobain. Siempre me gustó la foto de la portada. Transmitía algo completamente distinto a Nirvana.




¿Y tú, cuáles crees que fueron los mejores discos de este año?


Y ahora vamos con la lista de mejores canciones! Del 1 al 5 (qué difícil!!):
1- Smells like teen spirit (Nirvana)
2 - Black (Pearl Jam)
3 - Losing my religion (REM)
4 - One (U2)
5 - Enter sandman (Metallica)
Las que pueda encontrar con el motor mixpod las pondré a la derecha en radio gravedad. Si no las encuentro, puede que ponga otra.

domingo, 10 de abril de 2011

Monsters (2010)

Bajo el gancho de una invasión extraterrestre nos encontramos con una película que realiza una mirada crítica a la sociedad americana con el tempo pausado y una visualización sentimental sobre una desgracia de grandes proporciones, vivida por una pareja de americanos en tierra extranjera. Por algunos comentarios que he leído por internet, Monsters ha decepcionado a quienes esperaban de ella la acción típica de películas de extraterrestres, pero a mí me interesa como historia de perspectivas, la de unos estadounidenses que tienen que recorrer el camino hacia la supervivencia (hacia EEUU) como si ellos fueran inmigrantes.

Monsters es un film británico dirigido por Gareth Edwards. Es decir, no es una americanada. Narra la historia de un futuro cercano en el que unos gigantescos extraterrestres han llegado a la Tierra, infestando una franja de Mexico, la que está cercana a la frontera con Estados Unidos. Son una fuerza de la naturaleza difícilmente contenible, lo que intenta el ejército por todos los medios. La vida en Mexico sigue su curso con sorprendente cotidianeidad, con sus habitantes resignados e inevitablemente adaptados a la constante amenaza. Encontramos destrucción en los edificios y en el entorno por todas partes.



En medio de este caos, Andrew, un fotógrafo americano es contactado por el director de su revista para que ayude a traer de vuelta a América a su hija, Samantha, que se encuentra en Mexico aunque no se explica muy bien por qué, si está de viaje espiritual o de ayuda humanitaria u otras razones. América. Es que en Estados Unidos se dice América, porque en dicho continente no hay más países, esto siempre me ha parecido divertido.

El viaje se convierte en un camino a la supervivencia, y conforme se van acercando a la frontera las opciones de encontrar un medio de transporte se vuelven más escasas y peligrosas. De hecho, tendrán que atravesar la zona infestada. Más tarde o más temprano empiezan a enfrentar evidencias de la vida extraterrestre, y no voy a contar el final, pero no es lo esperado desde luego.

A medida que Andrew y Samantha se conocen se dan cuenta de que están más perdidos en sus propias vidas que en medio de la jungla rodeados por monstruos alienígenas, y que el rumbo a la salvación no pasa necesariamente por alcanzar su destino.

Ojo, esta no es una película de naves espaciales y luchas interestelares, ni persecuciones estilo Depredador. Monsters es una visión muy personal de un drama de ficción que alberga una crítica más real de lo que parece. A pesar de eso, no carece de buenos momentos de tensión cuando aparecen estos seres.

Como curiosidad, hay que fijarse en los carteles, que son de lo más gracioso, porque están medio en español medio en inglés. Hay uno muy bueno: Creature brotes en Mexico. Esto es un poco patético, habrá que ver quién se ha encargado de escribirlos, pero está claro que no habla español y tampoco se ha esforzado mucho.




martes, 5 de abril de 2011

Series de los 80


Hoy día hay un renovado interés por las series, que cada vez se producen con mayor calidad, mayor profundidad en su argumento e incluso mayor espectacularidad. Allá donde las películas fallan, algunas series, gracias a su duración, se permiten tener mayor detalle, y ganan así coherencia en su argumento y presentan una imagen de una sociedad (The Wire), o una trama compleja fantástica (Fringe, Lost), que a veces nos sabe a poco en 90 minutos o no se es capaz de plasmar sin parecer burdo o superficial.

Pero para series, las de los años 80, de cuando éramos críos (por lo menos yo). Esas seríes sí que marcaron una época, qué tiempos! ¿Quién no recuerda "V" por ejemplo (que ahora ha vuelto a la actualidad)? Ahí van algunas de mis favoritas.

Dentro del laberinto (1981-1982)

Esta sí que tiene años. No confundir esta serie con la película de Jim Henson. La serie trataba de unos chicos que se refugian de la lluvia en una cueva y al entrar encuentran a Rothgo, un mago que grita pidiendo auxilio, tras haber sido atacado por la bruja Belor. Los chicos ayudan a Rothgo a recuperar su fuente de poder robada (Nidus) internándose en el laberinto a través de viajes en el tiempo. En el blog nostalgia 80 lo explican mejor.



El enano rojo (1988-1999)

Genial serie de culto, que combinaba ciencia ficción y humor negro inglés de alto nivel. Particularmente buena la primera temporada. Se centra en Lister, un vago sin remedio, único superviviente de una nave espacial a la deriva que acaba de despertar de la hibernación, y Rimmer, un compañero muerto pero revivido por la nave en forma de holograma, cuya visión de las cosas es mucho más estricta, neurótica y que trata de controlar al incontrolable Lister. También hay un gato, evolucionado a algo parecido a un humano, y los comentarios ácidos de la nave. Conforme avanzaban las temporadas se fue perdiendo chispa, aunque aparecieron nuevos personajes. Pero me quedo con lo mejor, la primera temporada y el humor de las discusiones entre Lister y Rimmer.
Ojo, parece que la serie vuelve.


Treinta y tantos (1987-1991)

¿Alguien recuerda esta serie? Trataba, como su propio nombre indica, de la vida de hombres y mujeres americanos de treinta y tantos años, algunos casados y con hijos, y los problemas propios de adaptarse a este gran cambio. Me suena. Guardo muy buenos recuerdos de la serie. Podrían reponerla o algo.
Para leer más, pinchar el enlace.


´Allo ´Allo (1982-1992)

Serie británica de humor sobre la invasión nazi en Francia. El protagonista, René, es el dueño de una cafetería, que tiene que lidiar con los alemanes que lo visitan asiduamente, incluyendo a la Gestapo, así como las fuerzas de la resistencia francesa, pero también a su mujer y su suegra, sus dos amantes empleadas del bar, dos soldados ingleses ocultos en su casa, y demás disparatados personajes y affairs varios. René tendrá que conseguir resolver los diferentes problemas que le plantean a la vez que mantiene malabarísticamente su imagen ante todos.
La verdad que todos los episodios eran muy parecidos, pero yo me hartaba de reir.




La tía de frankenstein (1987)

Esta fue una coproducción europea de pocos episodios donde se adaptaba la novela homónima, que no era más que una trama girando alrededor de un castillo en el que confluían versiones light (infantiles) de los diferentes monstruos clásicos. A dicho castillo llega su heredera, la tía del doctor Henry Frankenstein, a poner orden. No es que fueran espectaculares los episodios, pero el ambientillo europeo de la serie era bastante curioso, y también tengo buenos recuerdos de la serie.  


El cuentacuentos (1987)

Ya estamos hablando de calidad. Factoría Jim Henson. John Hurt se caracterizó de Cuentacuentos para narrar, con la compañía de su perro, diferentes historias que para mi gusto han quedado como de lo mejorcito que se ha hecho en el campo de la fantasía. Fueron 9 episodios, pero qué buenos. Se hizo una segunda temporada, sobre Mitos Griegos, con otro actor como Cuentacuentos, pero para mi gusto bastante floja y no me extraña que sólo se hicieran 4 episodios.



Fraggle Rock (1983-1987)

Y por supuesto Fraggle Rock. De nuevo Jim Henson. Yo por mi edad soy más de los Fraggle que de los Teleñecos, pero es que aún los veo hoy y me siguen pareciendo buenos. Qué cuidados estaban los detalles y los escenarios! Cómo "actuaban" los personajes del fondo del plano! jejeje. En serio, una lástima que ya no se hagan shows así, y una gran pérdida en pos de la era virtual. Y atención porque hay rumores de película... (en su web, la Jim Henson Company afirma estar trabajando activamente en ella).

viernes, 1 de abril de 2011

Cine diferente sobre vampiros (II): Thirst (2009)

Continuamos con la segunda referencia de cine sobre vampiros. En la anterior cita teníamos El ansia y aquí vamos a comentar Thirst, Sed en español, que viene a ser parecido. Thirst continua el ciclo de películas koreanas abierto recientemente en este blog. Su director, Park Chan-wook es conocido por películas como "Old boy" (2003) o "Sympathy for Mr. Vengeance" (2002).

La historia ya es curiosa de entrada porque el protagonista es un sacerdote que se convierte en vampiro. Realmente, es un sacerdote que está tan dispuesto a ayudar a los necesitados que se interna en una clínica donde se investiga con un virus mortal, que se les inyecta voluntariamente a pacientes que quieren acabar con su vida. Sang-hyeon, el sacerdote, es Song Kang-ho, famoso actor koreano, que podemos recordar por ejemplo por el entrañable Gang-du de "The host" (2006). Cercano a la muerte, consigue en extrañas condiciones ser el único paciente que sobrevive al virus. La causa de su salvación la vamos descubriendo poco a poco: la sangre que le han transferido debía pertenecer a un vampiro.




A partir de entonces comienzan los contrastes para Sang-hyeon: es un inmortal cuando quería dar su vida por los demás; tendría que matar para alimentarse cuando lo que él quería es salvar vidas; y es reverenciado como si fuera un santo por un grupo de fanáticos religiosos que creen que se ha salvado por milagro y que es capaz de curar, cuando en realidad es más bien un demonio.

Sin embargo, el sacerdote se las apaña para alimentarse sin tener que dañar a nadie e incluso mantener su vida social con una familia que acaba de conocer: Kang-woo, un amigo de la infancia que cura su cáncer al ver a Sang-hyeon, su madre, la señora Ra, y su hijastra, Tae-ju. Ésta ha vivido acogida en su casa desde niña y que ha tenido que acabar casándose con Kang-woo. Tae-ju vive encerrada en una cárcel, tratada como una sirvienta por su marido e incluso peor por la dominanta de su madrastra-suegra. Eso hace que quiera hacerse pasar por sonámbula para salir corriendo de noche por las calles de la ciudad como si pudiera escapar de su vida. Sang-hyeon no puede evitar sentirse atraído por ella y trata de encontrar formas para poder verse a escondidas. Poco a poco irá perdiendo su vocación de sacerdote...

Las virtudes de Thirst son varias. Por momentos logra que nos olvidemos que estamos viendo una película de vampiros y nos centramos en el drama de Tae-ju y el romance que surge con Sang-hyeon. De hecho, se transforma en una tierna historia de amor. Pero esta película no es una trama dramática disfrazada de cuento de terror, Thirst es mucho más. En ocasiones no sabremos hacia dónde nos lleva el guión, pero la película tiene éxito en involucrarnos en la triste vida de los personajes, su afán por escapar hacia una vida más libre, como la que tendría un vampiro, pero también tiene unos giros hacia el horror más sanguinario a la vez que combina a la perfección toques de humor inteligente.

Por eso la película está llena de sorpresas. A medida que vamos conociendo a Tae-ju veremos que los problemas de Sang-hyeon (todo un vampiro!) no han hecho más que comenzar. Él es un alma bondadosa encerrada en el cuerpo de una bestia sedienta de sangre, pero ella, en sus propias palabras "no es una chica tímida". La relación entre ambos choca con los muros que atrapan a Tae-ju, su marido y su madrastra, lo cual para un vampiro-sacerdote-amigo de la familia, puede ser muy difícil de llevar o muy fácil de solucionar, o quizás no tan fácil. El carácter monstruoso de vampiro, se verá profundamente influenciado por la forma de ser de la persona que se transformó en él, como iremos descubriendo.

En la segunda mitad de la película se mezclará la acción, gran cantidad de sangre, lo sobrenatural, los remordimientos, la intriga policíaca, el humor más macabro y el amor de Sang-hyeon por Tae-ju. La tensión estará asegurada siempre que se combine la acción asesina del vampiro con la partida de dominó de los jueves en casa de Kang-woo. El desenlace final no escapa a la coherencia del sacerdote, a la vez que es entrañable, si una relación entre vampiros puede serlo, y combina a la perfección la sensación dramática con los momentos más divertidos de la película. Park Chan-wook no busca la escena directa ni acelerada, ni el susto fácil, sino que se recrea en sutilezas que hacen de Thirst una buena recomendación para los amantes del cine de vampiros y también para los que no lo son.

Cine diferente sobre vampiros (I): El ansia (1983)

Aquí vamos con un par de entradas sobre películas de vampiros, pero no las películas que pululan por la cartelera, que cada vez son más iguales y más aburridas (hasta se han visto vampiros que brillan al sol), sino que vamos a comentar dos películas que me han parecido interesantes, originales en su enfoque, con más interés por los personajes que por los espectadores.

Para mí fue una decepción por ejemplo "Daybreakers" (2009), de la que esperaba mucho más por el planteamiento que tenía, pero que fue un triste desacierto. Por el contrario, apuesto por obras como "Déjame entrar" (Lat den rätte komma in, 2008), que fue toda una revisión del género y que parece además que ha gustado bastante entre un sector del público de todo el mundo.

En esta ocasión voy a comentar la película "El ansia" (The hunger) de Tony Scott, y vaya por delante que tiene unos añitos (1983) pero que había leído que abordaba el tema vampírico con bastante seriedad. La historia trata sobre una pareja de "inmortales" viviendo en los años 80, con mucho aire decadente pero disfrutando su naturaleza en el ambiente underground oscuro de dicha época. Él, John, interpretado por David Bowie (lo cual encaja a la perfección con la estética del film), empieza a sentirse cansado y viejo. Ella, Miriam, papel que realiza una aún muy bella Catherine Deneuve, está destinada a sobrevivirle, a perdurar mientras diferentes amantes convertidos a partir de su sangre inmortal van pereciendo al cabo de los siglos.


La situación es bastante desoladora porque ¿cómo vive un inmortal sus momentos próximos a la muerte, su envejecimiento irremediable? Y a la vez, ¿cómo vive el otro inmortal su obligada soledad durante tantos años? Bueno, como están en el siglo XX es posible investigar para encontrar una cura. Es aquí donde aparece una científica, Sarah, es decir Susan Sarandon, que está estudiando el envejecimiento en animales y cuya investigación atrae a John y Miriam.

La historia no es para nada de terror, sino una reflexión sobre los sentimientos de soledad del ser humano (bueno, del ser). Me parece que el mito vampírico está tratado con una perspectiva dramática muy interesante, algo similar a lo que le ocurre a Lestat en los libros de Anne Rice, y que necesita de Louis para anclarse a la nueva época que está viviendo y no desvanecerse en el olvido.

Miriam se acercará a Sarah con técnicas de atracción sexual que le serán difíciles de ignorar y, bueno, puede que llegado el momento haya algo de lesbianismo... La película tiene un ritmo muy pausado, y la sensación que deja, como mencionaba, es de soledad. Y el final es inesperado, a mí me lo pareció, aunque creo que se perdió algo al trasladar la novela original. No es que la haya leído pero los cambios de actitud finales de Sarah parecen algo atropellados.

Yo me quedo con la escena del piano, donde Miriam toca el Dueto de las Flores de la ópera Lakmé, de Delibes. Había oído la última parte con el coro, que está hiperexplotada, pero el principio con el piano es buenísimo.