lunes, 28 de noviembre de 2011

Los 10 mejores discos de rock de... los 90

Lo mejor de lo mejor de los 90, a mi criterio, y a petición de Manuel. Aviso, quedan excluídos con mención honorífica los discos de Héroes del Silencio, porque si no tendría que meter tres de ellos. También quedan fuera por poco grupos como The Smashing Pumpkins o Alice in Chains, pero por lo menos quería nombrarlos.
El comentario sobre cada uno de los siguientes discos, así como las listas de los mejores discos de cada año los podéis encontrar aquí.
10 - Metallica - "Metallica" (Black album)


9 - U2 - "Achtung baby"

 

8 - Guns N´ Roses - "Use your illusion I/II"



7 - Nine inch nails - "The Downward Spiral"

6 - Soundgarden - "Superunknown"

5 - Jeff Buckley - "Grace"

4 - Radiohead - "O.K. Computer"

3 - Nirvana - "Nevermind"


2 - Pearl Jam - "Ten"

1 - Tool - "AEnima"

jueves, 24 de noviembre de 2011

Nunca me abandones (Never let me go) (2010)

Drama de ficción británico, basado en la novela de Kazuo Ishiguro "Lo que queda del día", que plantea un mundo distópico en el cual unos niños crecen en un internado, alejados completamente del mundo y del futuro desconocido para el cual están perfectamente diseñados. Ya de entrada, el argumento de esta película creo que atrae bastante la atención, pero yo la vi sin ninguna expectativa y lo fui descubriendo poco a poco en lo que fue una acertada elección. Esta dirigida por Mark Romanek, que en este blog lo podemos conocer por ser casualmente el director del episodio piloto de "Locke & Key".




Kathy, Tommy y Ruth (interpretados al ser mayores por Carey Mulligan, Andrew Garfield y Keira Knightley) son niños de un internado que interpretan la historia de un triángulo amoroso en un estricto internado británico.

Dado, que el resto de la trama es bastante explícita, acabaré de hacer la reseña advirtiendo de SPOILERS:
Gracias a una nueva profesora, los tres niños, y todos sus compañeros, así como el espectador, toman conciencia de su inevitable destino: convertirse en donantes de órganos en vida para otras personas. A medida que van creciendo se les educa en la frialdad y en la aceptación, para que ninguno tenga intenciones de escapar. Pero al llegar a la juventud, los chicos son trasladados a una granja a la espera de su momento.

Es en este punto, cuando la relación del triángulo amoroso se vuelve más inestable, y la relación entre ellos es un ejercicio de interpretación de un papel (el del que ha de esperar la muerte) que hoy solo se da bajo el marco de la ilegalidad. Por eso el planteamiento es bastante transgresor, y supone un punto de vista desgarrado y original, el que pone a cada personaje al frente de su propia soledad. A pesar de ello, los chicos tratan de darse apoyo mutuamente, pero va pasando el tiempo y siguen siendo ingenuos y no son capaces de encontrar un final feliz.

El personaje de la cuidadora, que tiene que hacerse cargo de sus propios amigos, es impactante. Así como, repito, la ingenuidad de los personajes por querer creer en una posible salvación, o por no salirse del camino prefijado. Claro que esto era difícil según la infancia de lavado de cerebro a la que los habían sometido.
FIN DE SPOILERS.

Es difícil hacer un paralelismo o una metáfora con la sociedad actual. Tal vez que la sociedad nos empuja hacia un modelo prefijado, y es realmente complicado despertarse y librarse de él, porque tarde o temprano te acaba alcanzando por tu debilidad en algún momento de tu vida. Y al final, tratas de pasarlo lo mejor posible y rodeado de quienes más te importan.

El aire que se respira es desalentador, pero esa es la historia que plantea esta película/novela. Te puede gustar o no, pero realmente no te dejará indiferente.

domingo, 20 de noviembre de 2011

Locke & Key Vol. 4: Las llaves del reino (Keys to the kingdom)

El cuarto volumen de la serie "Locke & Key" no se queda atrás en cuanto a intrigante y sorprendente respecto de los anteriores. Este tomo, traducido en internet al español por "Las llaves del reino", aunque yo creo que sería más correcto "Las llaves al reino", no presenta una unidad íntegra tan clara como los anteriores, sino que es una serie de episodios individuales que siguen todos un patrón común: la búsqueda por parte de Dodge de la llave Omega.

Aún así, a mí me parece incluso mejor que el anterior, por lo bien elaborado del argumento (una tónica general en la serie), el cuidado por los detalles, y la capacidad asombrosamente creativa de sus autores, tanto Joe Hill en sus ideas argumentales como Gabriel Rodríguez en su innovadora forma de presentar las escenas como si de una película se tratase. De hecho, cada episodio es único.



En el primer episodio, "Gorrión", se mezclan aparentemente con aleatoriedad la caricatura con el dibujo habitual, así como lo real con lo imaginario, haciendo difícil seguirlo, pero desde luego leyendo algo muy original. El segundo, "Blanco", es una novela de terror de categoría, con una escena genial sacada de "El exorcista III" (el momento en el pasillo, y el que no la haya visto la película se la recomiendo). El tercero, "Febrero" nos presenta momentos acelerados en la vida de los Locke según van cayendo las hojas del mes en el calendario, y ojo a los detalles, que hay muchos. De hecho, hay que ir revisitando los tomos anteriores para entenderlo todo. El cuarto "Bajas" nos presenta una extraña relación entre Rufus, un personaje que me parece tremendo, y Sam Lesser. El quinto "Detectives", en dos partes, es quizás el que más contenido tiene en cuanto a la trama general, y realmente ocurren cosas de importancia aparte de que sabremos más de los planes de Dodge.

El dueto Hill-Rodríguez sigue trabajando magistralmente el suspense y el género sangriento  mezclado con el fantástico, con un gran equilibrio y coherencia en los guiones. Las llaves mágicas aparecen por todas partes haciendo cosas inverosímiles pero todo con muy buen estilo, haciendo un alarde de imaginación continuada y de alto nivel, que no es fácil de encontrar. Parece la típica serie buena en la que en algún momento se acabarán las ideas, pero parece que de momento hay buenas ideas para rato...

Deseando que acabe la saga "Clockworks" (febrero??) y salga el tomo. Ya lo compraré por internet en inglés. No estoy dispuesto a esperar la lentísima edición en España.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Los 10 mejores discos de rock de... 1999

Volvemos a esta apasionante revisión de los mejores discos de rock de los últimos 20 años. Hemos tenido un parón por historias varias, pero allá vamos.

1999. Se acababan los 90, aunque este año particularmente aún tenía buenos ejemplos de rock de esta época. Debutan o alcanzan la fama bandas como Muse, Staind o Chevelle, pero ya hablaremos de ellas. Algunos grupos a los que di buenas valoraciones en los años anteriores ya empezaban a no parecerme originales y me empecé a distanciar un poco. Hablo por ejemplo del "Issues" de Korn, del "nº 4" de Stone Temple Pilots, o del "The battle of Los Angeles" de Rage against the machine.

10 - Bush - "The science of things"
Mejorando el sonido anterior, más actual, pero quizás con menos gancho en las canciones. Tuvieron éxito moderado.



9 - Filter - "Title of record"
Un salto cualitativo considerable frente al disco de debut. Richard Patrick, ex-Nine inch nails, presentó un album muy bueno, con grandes canciones y muy pegadizas, como "Take a picture" o "Cancer". El que saliera de NIN al menos dio doble discografía interesante, NIN por un lado y Filter por otro.



8 - Creed - "Human Clay"
Aunque estaban portando el estandarte de la era post-grunge, ya se estaba viendo que eran una buena banda de rock duro pero aquello no tenía nada que ver con el grunge sino más con el rock tradicional. Calificado como rock cristiano. Este disco es buenísimo, pero creo que fue su punto más alto en su carrera.



7 - Sôber - "Morfología"
Banda española que conocí con este segundo LP, aún algo lejos de alcanzar sus cotas más altas, pero no puedo evitar ponerlo aquí porque a mí me encantaron. La forma de cantar de Carlos Escobedo y esos estribillos con aire optimista aunque las letras fueran otra cosa... A mí la oferta de grupos de rock en España me aburría bastante, salvo 4 ó 5, pero estos me engancharon. Me pasaron un single y lo compré.




6 - Red hot chilli peppers - "Californication"
Bien podría haber puntuado más alto, pero es que los que quedan son todos muy buenos. Este disco, siendo los Red Hot ya veteranos, me parece de lo más fresco que han hecho. Se notó para bien la vuelta de John Frusciante y su inconfundible estilo personal a la guitarra. Un disco con muchos hits que tuvo bastante repercusión en radios.




5 - Silverchair - "Neon ballroom"
Para mí el mejor disco de los australianos, superada ya su etapa inicial más parecida al grunge americano de principios de los 90. Este cd lo ponía continuamente hasta que me aburrí.




4 - Nine inch nails - "The fragile"
El muy esperado trabajo tras gran éxito de "The downward spiral". Recuerdo que lo compré con muchas ganas y me sorprendió bastante porque no era exactamente lo que esperaba. Un disco doble, muy oscuro, que a mí me transmitía una atmósfera de insomnio en algún lugar apartado de la ciudad, no sé por qué. Tras escucharlo muchas veces no había duda de su gran calidad.




3 - Incubus - "Make yourself"
No era fácil saber por dónde iban a evolucionar Incubus tras su tremendo anterior trabajo. Claramente se marcaron más las melodías, cosa que a mí me gusta, y se suavizó la música, pero el resultado fue moderno y con unas canciones muy radiables y redondas. Algunas canciones, como Nowhere fast, dan muy buen rollo, con ese bajo genial.




2 - Limp Bizkit - "Significant other"
Aunque a la postre me ha acabado gustando más "Make Yourself" de Incubus, recuerdo que en aquel tiempo estaba muy colgado con el sonido limpio del rock de esta banda mezclado con el rap de Fred Durst y los ritmos del DJ Lethal. Además, este disco tiene momentos memorables, con colaboraciones estelares.




1 - Chris Cornell - "Euphoria Morning"
No marcó la tendencia que los anteriores ni tenía la complejidad ni la novedad sonora de otros, pero para mí este es el mejor disco del año. "La voz", como alguien lo llamó, ya sin su ex-banda Soundgarden, cantando con un estilo de crooner y con mucho éxito creo yo. Canciones para escuchar y algunas para caerse de espaldas.




¿Y tú, cuáles crees que fueron los mejores discos de este año?


Y ahora el top-10 de las mejores canciones del año, alguna más pop:

1 - Chris Cornell - "When I´m down"
2 - Filter - "Take a picture"
3 - Jamiroquai - "Canned heat"
4 - Red hot chilli peppers - "Scar Tissue"
5 - Incubus - "I miss you"
6 - Silverchair - "Ana´s song (Open fire)
7 - Creed - "With arms wide open"
8 - Bush - "The chemicals between us"
9 - Chevelle - "Blank earth"
10 - Blink 182 - "All the small things"

sábado, 12 de noviembre de 2011

Historias diferentes sobre vampiros (IV): El príncipe de la noche (1994-2001)

He cambiado "cine" por "historias" para poder incluir también los comics como medio para contar relatos interesantes sobre vampiros. Pronto hablaré sobre "American Vampire" pero hoy hablaré sobre una serie de comics escritos por el belga Yves Swolfs entre 1994 y 2001, en 6 partes: El príncipe de la noche (Le prince de la nuit).



Narra la historia de un vampiro, Kergan, asimilable al Conde Drácula, que va sembrando el terror desde los tiempos de la edad media. Es entonces cuando asesina a la esposa de un señor feudal, el señor de Rougemont, que desde ese momento decide dedicar su vida entera a encontrarlo y acabar con él. En su intento, logra gran fama como cazador de vampiros pero, aunque está muy cerca, no logra cumplir su cometido. Sin embargo, la historia no trata solo sobre este cazavampiros, sino de todo su linaje, pues se van transmitiendo la tarea de padres a hijos, contandose toda la información que sus antepasados han ido recabando en sus intentos de cazar a Kergan.

Es la historia de un enfrentamiento entre monstruo y hombre a través de las distintas épocas, desde la edad media hasta llegar a principios del siglo XX en París, al último descendiente de Rougemont.

Este comic ya tiene tiempo, y de hecho se ve que Swolfs se lo tomó con calma para realizarlo, pero ahora que lo he leído me ha resultado muy agradable e intrigante. La historia no presenta una ruptura con otras historias tradicionales, al revés, es bastante fiel al género y el dibujo es muy cuidadoso y detallado, yo creo que con una buena documentación por parte del autor para trazar un grafismo realista y gótico. No es un dibujo espectacular, pero sí se agradece el cuidado que ha dedicado Swolfs.

El príncipe de la noche, además, presenta muchas historias en una, de modo que toca de una forma u otra la escenografía del cine o historias sobre vampiros clásicas. Realmente aporta realismo y terror. Algunas escenas son bastante buenas, como la que presenta a Rougemont aparentemente acorralado en un castillo en ruinas, cercado por Kergan, y al borde del alba.

Bueno, como siempre, en este blog no hablamos de modas, así que recomiendo este comic, reeditado hace pocos años como tomo, a los que le gusten las historias de vampiros y el mundo de las novelas gráficas, no se arrepentirán.


miércoles, 9 de noviembre de 2011

Cold - Superfiction (2011)

Vuelve esta gran banda después de unos años de haber estado separados. Su último trabajo, "A different kind of pain" (2005) fue para mí uno de los mejores y gozaban de un moderado éxito. Para mí son unas de las mejores bandas de finales de los 90 y la década de los 2000, que han sonado en el marco del nu-metal, pero con una personalidad propia y un estilo característico.

Me gustan sus 4 albumes anteriores, pero destacaría "13 ways to bleed on stage" y "A different kind of pain". Cold tienen una agresividad melancólica, expresada por sus contundentes guitarras y la voz quebrada de su cantante Scooter Ward.

Regresan con "Superfiction", que para mí no supera el anterior, pero desde luego es escuchable e interesante. También me pasó que en las primeras escuchas de "A different kind of pain" no acabé de cogerle el gustillo y ahora es uno de mis discos favoritos de los últimos años. Lo que sí noto es la voz más quebrada aún de Ward, lo que ya le viene de su anterior trabajo fuera de Cold, "The killer and the star", disco que, dicho sea de paso, no sé cómo clasificarlo. Parece que ha cambiado en cierto modo la forma de cantar.